¿Que podemos aprender del deporte en la empresa?

By martes, marzo 13, 2012 1 No tags Permalink 0

La vinculación entre negocios y deporte ha sido llevada al escenario en muchas ocasiones. El ejemplo de deportistas, normalmente renombrados, hazañas deportivas, gestas de clubs deportivos o retos individuales han llenado los medios de comunicación, publicado libros y generado expectación ante el público.

¿Pero realmente, son trasladables los valores del deporte a la empresa?. He mantenido esta conversación con muchas personas vinculadas al mundo del deporte, de empresa, de los medios de comunicación, etc…, siendo las conclusiones variadas, y muchas de ellas están tildadas por las filias y fobias que tenemos en este país, tanto a nivel deportivo como a nivel político. Nada nos deja indiferente en el deporte, o estamos a favor o en contra, sobre todo en aquellos temas que son de opinión pública, y adquieren cierta relevancia. Un ejemplo es el caso de Alberto Contador, quien a nadie, ni siquiera en Francia, nos deja indiferentes. Algunos piensan que es un tramposo, si se ha “dopado”, y que todo lo que ha ganado desde que estaba en edad infantil ha sido mediante el dopaje. Otros piensan, que se está cometiendo una injusticia universal, y que es una persecución por ser español y haber ganado muchos trofeos.

Hace un tiempo hable con un ciclista profesional, el cual me dijo que el deporte de la bicicleta no engaña. Si estás bien, estas adelante, y si tu cuerpo no responde ves como los demás se alejan. Esa “verdad” que transmite un estado físico encima de una bicicleta ha sido desvirtuada con el dopaje. Ahora si estás bien es que estas “hasta arriba” de todo lo que podamos imaginar en materia de dopaje, y si estas mal nadie se fija en ti.

Aún así, en mi opinión, no hay ningún deporte que pueda transmitir el valor de Trabajo en equipo como el Rugby. Es un deporte donde todos los componentes juegan un papel decisivo, para que el equipo consiga el triunfo. La genialidad, o el virtuosismo, de uno de los componentes del equipo, quedarían en vacío si los otros componentes no bloquearan, empujaran en las meles y pusieran su intervención, y muchas veces su bienestar físico, a disposición del compañero. Un ex jugador de Rugby de la selección argentina, me hablo del Miedo como componente inherente en los partidos. Quien sabía dominar su miedo, y enfrentarse a él, tenía más posibilidades de salir mejor parado en cualquier lance del juego. Me habló de lo psicológico que tenía la danza mahorí de la Haka, el ritual que realiza el equipo de Nueva Zelanda, conocido como los All Blacks, antes de los partidos. El efecto no es solo de propia animación, por parte del equipo neozelandes, que sienten verdadero orgullo de hacerla, sino también el de amedrentar al contrario, que ya sale psicológicamente abatido. ¿Imaginan que en la empresa hiciéramos esto antes de una reunión importante?. En este link podemos ver el impresionante video, por favor observar la cara de los contrarios:

Hace poco, estuve comiendo con un ex jugador de primera división de futbol, que había pasado por diferentes equipos, algunos de la elite. Hablamos sobre como los jugadores se comportan, según el entrenador que les toca. Con relativa sorpresa por mi parte, me comento que él se comportaba igual con todos los entrenadores, seguía las mismas rutinas de trabajo y tenía los mismos hábitos. Eso le hizo que estuviera 17 años en la élite del futbol ya que, independientemente de quien era su jefe, actuaba de la misma manera en beneficio del club de fútbol al que representaba. ¿Nos comportamos igual en la empresa?. ¿Actuamos en función de quien es nuestro jefe, en cada momento? Muchas personas que pasan por un proceso de selección, manifiestan su descontento, o su opinión desfavorable de algunos de sus ex jefes. Algunas personas se atreven a atribuir el fracaso de los proyectos o compañías a sus dirigentes. ¡¡¡No asumen ellos ninguna responsabilidad¡¡¡. El líder no tiene por qué ser alguien con jerarquía. Los líderes salen a la luz en algunos momentos ante circunstancias difíciles, y no siempre coinciden con un puesto de relevancia en la organización. En algunos clubs de fútbol se nombra al Capitán, no siempre por su veteranía dentro del club, sino a veces por su influencia en el grupo.

Es indudable que el deporte transmite valores como Esfuerzo, Compromiso, Apoyo al compañero, y Respeto que deben estar presentes en todas las organizaciones. Por supuesto que podemos aprender algo del mundo del Deporte, y no solo del deportista de élite o conocido, sino también de aquel otro deportista que ha cumplido objetivos personales y de equipo poniendo el Esfuerzo y Dedicación a disposición de aquellos que los observamos.

Share Button
1 Comment
  • José Luis Sordo
    junio 6, 2012

    Yo creo que sí podemos aprender del deporte y aplicar sus valores a la empresa. De hecho, no sólo del deporte y no sólo a la empresa. Podemos aprender del cine, de la música, etc… y aplicarlo a la empresa o a nuestra vida en toda su extensión.

    Pero el deporte tiene algo especial, está entrelazado continuamente con la vida, y entre ambos encontramos lazos emocionales y metáforas muy poderosas. Para crecer en el deporte, es necesario tener valores y hábitos que necesitamos de la misma forma para crecer en la vida. Y eso es perfectamente trasladable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *