2 Comments
  • Gemma F.
    agosto 29, 2012

    Buenísima y profunda reflexión.
    Te felicito.
    Me ha gustado tanto que me he hecho seguidora tuya en Twitter.
    Y si me lo permites, te citaré en mi web (la tengo todavía pendiente) pues me han gustado mucho estas palabras que te pongo a continuación. Te pediré permiso para ello, por supuesto.
    “La Psicología aporta una ayuda fundamental para cualquier persona, ya que no tengo ninguna duda que nosotros mismos somos nuestros mayores enemigos y los que nos decimos las cosas más duras. El Psicólogo nos puede ayudar afrontar nuestros problemas interiores, desde la objetividad y profesionalidad que tienen la mayoría de ellos. No te equivoques, no es un loco el que va al psicólogo, sino que está loco el que no quiere hacerlo, si se plantea que tiene problemas interiores. Está bien, puedes hacerlo con un buen amigo, tu pareja, o alguien cercano, pero la ayuda profesional es necesaria en ocasiones, y os aseguro que en muchos mas casos de los que creemos.”
    GRACIAS POR TU POST.

  • Eduardo González
    agosto 30, 2012

    Angel
    Tienes bastante razón en lo que dices, pero por desgracia, según mi opinión, no es del todo cierto, o por decirlo de otra manera mas exacta, esa es la excusa que nos inventamos cuando en nuestras vidas falta Dios.
    Si, sé que estas palabras mías, tal vez me tilden de fanático (como esta muy de moda decir en nuestro tiempo) o cualquier otro insulto.
    Lo cierto es que esta sociedad esta atravesando una crisis de valores tan profunda, que por eso en tantos y tantos caso se llega al suicidio.
    Podemos alegar una y mil causas de caracter psicológico, pero ciertamente la razón final es que el hombre se encuentra vacío, no tiene a quien asirse, y sencillamente la respuesta está en Dios.
    No vayas al psicologo o al psiquiatra, avandonate en brazos de Jesucristo para poder llegar al Padre y por tanto a la vida plena.
    Muy buen artículo de todas formas, como todos los tuyos
    Un abrazo
    Eduardo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *