Accionismo Paranoide (y como solucionarlo): La eficacia de No hacer Nada

Me entusiasman los nuevos conceptos que definen situaciones o lo que nos esta pasando en nuestra sociedad actual.

Este me lo he encontrado hace poco, leyendo unas reflexiones estupendas en la pagina Dontknow.net Se trata del “Accionismo Paranoide” .

Este concepto lo ha definido Ulrich Schnabel, Filosofo y Escritor.

Schnabel lo resume en lo siguiente:

“Estamos siempre online, interconectados y sujetos a interrupciones constantes. Se ha vuelto casi imposible hacer algo con calma y menos aún, con la debida atención”

“En efecto, este estado de permanente distracción se extiende por toda la sociedad como un virus o una enfermedad contagiosa. Padecemos una sobrecarga de estímulos…”

“Se perdió la calma necesaria para reflexionar y la capacidad para trabajar concentradamente de manera eficaz”

Esto hace que caigamos en una constante actividad paranoica en el que la posibilidad de NO hacer nada no es aceptable.

“Solemos celebrar la actividad por la actividad, sin preguntarnos si esta es beneficiosa o perjudicial para toda la gente”. Afirma Schnabel

Estas reflexiones nos invitan a poder pensar en los grandes beneficios de NO hacer nada o dejar de hacer, por lo menos durante un tiempo.

La inactividad, que ha tenido siempre la mala fama relacionado con la vaguería o la desidia, ahora puede reconectarnos con la regeneración de nuestro cuerpo y nuestra mente.

El agotamiento físico y mental que sufrimos por esta actividad constante, nos está llevando a datos de estrés, ansiedad y sufrimiento record en todo el siglo XXI.

El estrés ya ha sido denominado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la “Gran Pandemia del Siglo XXI”. Y decir esto en estos tiempos al menos da que pensar.

Otro de los expertos que habla en DontKnow.net sobre esta actividad frenética que “sufrimos” en nuestro dia a dia es Andy Puddicombre, Confundador de HeadSpace y experto en Mindfulness

Andy nos dice lo siguiente:

Siempre estamos con la mente ocupada en algo, generalmente lo que más nos preocupa. Esto limita mucho las opciones de vivir felices. La mente es el recurso más importante que tiene a su disposición el hombre, dice, y deberíamos preocuparnos de su ‘mantenimiento’.

Concentrarse, ser creativos, estar atentos y actuar con espontaneidad, depende de que la cabeza esté despejada.

El problema de tener la mente activa a todas horas es que, tarde o temprano, aparece la confusión y se pierde la conexión con la realidad. Ante este hecho, lo habitual es resignarse o buscar consuelo en el trabajo, la familia, el sexo, etc. o, en los peores casos, con medicación, alcohol y drogas.

Los diez años que Puddicombe dedicó al estudio de las técnicas de meditación como monje budista, le convirtieron después en experto en mindfulness. Puddicombe propone un sencillo método para escapar de los mails, chats, internet, televisión, leer, recordar, planear…:

“Simplemente no hacer nada durante diez minutos al día”.

La idea consiste en observar el ir y venir de pensamientos de una manera relajada, pero con la mente atenta. No se trata de detener de golpe el flujo de pensamientos, sino de ‘dar un paso atrás’ para mirar con perspectiva lo que pasa por nuestra cabeza.

Sin duda una de las claves para poder resetearse es el poder descansar. Yo llevo practicando el No hacer nada durante muchos años. Eso si en intervalos de trabajo o cuando me siento agotado.

Deja de hacer y para. Es la mejor manera para volver a ser productivo y no “quemarte”.

Cuando la próxima vez veas a alguien sin hacer nada, ponte a pensar que esa persona esta reactivando su vida y su cuerpo con una parada para poder volver a cargar las pilas y llenarse de energía

¡¡¡No critiques a los que no hacen nada, únete a ell@s!!!

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *