Aprender a decir NO

DECIR NOHay pocas palabras que tengan tanta fuerza como es decir NO. Según su utilización y si no tiene una connotación negativa o maleducada, el NO es una herramienta que nos habilita a no comprometernos con aquello que no queremos o podemos hacer.

La fuerza del NO es tan grande que posiblemente si esto se enseñara como educación a los niños, la sociedad daría tal cambio y giro radical que movería todas las estructuras actuales y la forma en que vivimos y nos relacionamos.

Desde la infancia nos enseñan a decir que SI. “¿Me das un beso guapo?” “¿A que eres un niño bueno? “¿Te portas bien en casa?”. Vivimos con un SI cotidiano, que responde más a una respuesta automática, vinculada a la relación social, que a un verdadero deseo o motivo. Tenemos el SI tan impregnado en nuestro cerebro que nos sale de manera espontánea y como un resorte, casi sin analizar la cuestión planteada o la pregunta realizada.

sinceridad

El Poder del NO por si solo puede generar resentimiento o heridas, pero bien explicado ayudara a las personas a poder tener una relación más sincera, más honesta y sin anclajes ni compromisos forzados. Si por ejemplo me preguntan si me apetece ir al cine esta tarde y yo digo que SI para contentar a la otra persona, mi actitud no será la más adecuada y aunque esa tarde “pase el trámite”, esto generara un tipo de relación basada en una expectativa creada sobre algo que no me apetecía hacer. Si en cambio digo que NO con una explicación sencilla, austera y no rebuscada seguramente la persona lo entenderá y podrá acceder a una relación más directa conmigo.

Debemos analizar ¿Por qué decimos SI cuando queremos decir NO?. A veces lo hacemos por no querer herir al otro, otras porque queremos complacerle, en ocasiones porque esperamos algo a cambio, bien en ese mismo momento o bien en un futuro no muy lejano. En algunas ocasiones he visto a personas decir SI por tener miedo o vergüenza de decir NO. Esto les lastra a lo largo de su vida.

Las consecuencias de un SI cuando quiero decir NO pueden ser catastróficas: Compromisos adquiridos que quizás no se puedan cumplir, situación de desazón ante una respuesta indebida, generación de duda respecto a nosotros mismos, incertidumbre para el futuro de la relación con esa persona…..

Frase Gabriel Garcia Marquez 40 años vida

Personalmente estoy aprendiendo a decir NO cuando quiero decir NO, pero aún me cuesta en determinadas situaciones. En más de una ocasión me he visto atrapado en una dinámica de situaciones encontradas, que me generaban malestar conmigo mismo,  por no saber decir NO, y la sensación de agobio y cargo de conciencia me ha acompañado, y aun hoy me acompaña en alguna ocasión.

Un NO respetuoso es un acto de honradez y genera confianza. No identifico la Valentía con el NO ya que a veces es más Valiente, o quizás temerario, el que dice SI queriendo decir NO.

¿Conoces a muchas personas que digan SI cuando quieren decir NO?. Seguramente que a muchas, aunque a veces no conozcamos los motivos.

Y tú ¿te atreves a decir NO?

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *