Aprender a Reirse de uno mismo en la Vida y en el Trabajo

reirse de uno mismoHace tiempo escribí un post titulado Aprender a reirse de uno mismo donde ilustraba algunas anécdotas que he vivido de manera personal para aprender a reírme de mí mismo.

Animado por mi buen amigo paraguayo Leonel y sus avances en tener la seguridad de poder reírse de uno mismo como medio para salir de la zona de confort y alcanzar nuevos retos, me decido a escribir al más sobre el tema

El Humor nos iguala a todos. Nos hace compartir independientemente de nuestro rol o posición social. Reírse juntos vincula, une, compromete, acerca a las personas. En ocasiones nos encontramos en desacuerdo con una persona y de repente algo que hizo reír a ambos nos une más, y nuestras diferencias se redujeron. El Doctor Robert Baron, profesor de psicología del Renssealer Poytechnich Institute, cuenta que las personas no pueden experimentar dos sentimientos incompatibles al mismo tiempo, como por ejemplo rencor y diversión. Cuando nos encontramos con dos emociones opuestas, tenemos que escoger una, y suele ser la más positiva

epicuro

Además hay que saber reírse de uno mismo, venciendo el miedo al Ridículo. Reírme de mí mismo significa decir a los demás que una de las cosas que estoy más orgulloso es de ser un ser humano peculiar y distinto. A veces tenemos miedo a las críticas por hacer el ridículo. Hay que intentar salir de la zona de Confort, romper barreras, arriesgarse.   Reírnos de los fracasos para desdramatizarlos y superarlos. Para enfrentarnos al nuevo reto. No rendirse, reírse de uno mismo, eso hace que se llegue al Éxito. Decía Epicuro «Si lo malo que dicen de tú es verdad, corrígete; si es mentira, ríete»

 Muchos se escudan en su profesión, categoría, empresa o sector para justificar que no se pueden hacer bromas y que todo es serio. De todo se pude sacar un momento divertido. Las organizaciones, como las personas, necesitan “Desengrasar”, “Descongestionar”, “Flexibilidad” frente a Rigidez.

netjuice

En el año 1999 en pleno boom de las empresas Punto Com conseguí citarme con el Responsable de Recursos Humanos de una empresa que luego sería mi cliente: Netjuice. Era Julio y hacia bastante calor, pero mi “profesionalidad” me obligaba a mí mismo a acudir de traje a la cita. Mi sorpresa fue que el Director de Recursos Humanos me recibió con pantalones cortos, camiseta y chanclas. Se apresuró a decirme que la vestimenta no formaba parte del protocolo para trabajar en una empresa como la suya, que gestionaba temas de Internet. Así lo pude atestiguar cuando me cruce con empleados que llegaban al trabajo en bañador y con camisetas con dibujos o lemas divertidos. Hoy en día ese responsable de Recursos Humanos es Directivo de una gran compañía, y me temo que los tiempos de shorts y polos han pasado a mejor vida.

Reírse de uno mismo, más si eres jefe, ayuda a reducir las distancias entre Jefe y Empleado. El jefe se humaniza y se acerca más al empleado como persona. Los jefes deben perder el miedo al ridículo y asumir riesgos, ¿No es eso la empresa? ¿No surgen así las ideas? ¿No suben así los negocios?. Además si nunca se ha tenido credibilidad nunca se puede perder.

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button
1 Comment
  • daniel
    mayo 16, 2014

    gracias por compartir esta info tan genial, me has dado muchos ánimos hoy gracias!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *