Aumentar la Productividad: El Diseño de la Oficina

oficinasEl post de hoy es del equipo de Redacción de Gedesco que he invitado a colaborar en mi blog por la temática tan interesante que nos ofrece. Gracias a Gedesco y a su equipo por colaborar en mi blog.

Son muchas las razones que influyen en la productividad de un trabajador. Descansar bien, una alimentación correcta o estar concentrado en lo que se está haciendo son algunas de ellas. Actitudes, en definitiva, que influyen en que el trabajador sea más o menos productivo, y consiga desarrollar sus funciones laborales de forma eficiente. (Aqui las mejores Apps para mejorar la productividad)

Productividad: ¿influye también el entorno?

Pero no sólo es el propio trabajador el que influye en su productividad. Existen factores externos que inciden de forma directa en la productividad y eficiencia de los empleados. El espacio en el que se trabaja, por ejemplo, es un factor vital para el trabajador.

espacio y productividad

Según analiza Ofita, expertos en diseño y equipamiento de espacios de trabajo, en el diario Cinco Días,  la oficina ideal debe contar con 14 metros cuadrados por trabajador, incluyendo la parte proporcional de las zonas comunes. La parte individual de cada trabajador debe ser de 3, 5 m2. Además, el empleado debe contar con una mesa de 78 centímetros de alto y unas medidas de 160 centímetros de largo por 80 cm de ancho. Con estas características los empleados trabajan a gusto y motivados. Existen algunas excepciones, como por ejemplo trabajos de call center. En ellos, lo recomendable es que los espacios por persona sean menores y, sin embargo, aumentar los comunes.

decoracion de oficinas

La decoración y los espacios dedicados a determinadas tareas también son fundamentales para que el trabajador trabaje en perfectas condiciones. Se recomienda que las paredes de la oficina muestren murales motivadores, así como contar con espacios dedicados al esparcimiento del empleado, con el objetivo de que pueda desconectar o tener una conversación privada por teléfono. Por otro lado, separar espacios dedicados a dinámicas de grupo o reuniones fomenta que la concentración sea mayor y se diferencien del resto para no interferir en el trabajo de otros compañeros.

Productividad y creatividad a través del color

Por su parte, el color juega otro papel fundamental en la empresa. La psicología del color puede generar diferentes niveles de emociones en los trabajadores. También puede influir en que los empleados estén más o menos motivados y productivos, o incluso potenciar las ventas en una compañía, entre otras metas.

colores en oficinas

Sally Augustin, director de Design With Science, asegura que el color de una pared puede cambiar la forma en que una persona percibe la temperatura. Colores como el naranja o el amarillo, considerados como cálidos, dan la sensación de estar en un clima más caluroso que colores considerados fríos, como el azul o el púrpura. Esta psicología se puede utilizar para ahorrar costes en aire acondicionado o calefacción. Pero además, Augustin también defiende que los colores provocan sentimientos y emociones, y, aunque no existe una verdad universal sobre los distintos tonos, sí hay estudios que demuestran que un color genera en la mayoría de seres humanos el mismo pensamiento. Por ejemplo, el verde denota tolerancia y creatividad, o el rojo provoca reacciones más rápidas y contundentes, alejando el pensamiento más analítico. Por parte, el azul es el color más aceptado y, en cambio el amarillo no suele tener éxito. El naranja se relaciona con la buena relación calidad – precio o el rosa resulta un color tranquilizante. Tener en cuenta estos pensamientos generales a la hora de decorar una oficina puede influir directamente en el rendimiento de los trabajadores.

Productividad y teletrabajo

teletrabajo

Sin embargo, hoy día son muchos los trabajadores que desarrollan su actividad desde su propio domicilio. El teletrabajo se extiende en nuestro país no sólo por el ahorro, al no tener que pagar un alquiler o el gasto del transporte, sino que además aumenta la productividad entre un 5 y un 25%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Comparándolo con un trabajo tradicional, se le puede dedicar un 11% más de tiempo que en una oficina, se puede conciliar mejor la vida laboral y personal y permite una mayor autonomía y flexibilidad.

Articulo del equipo de GEDESCO

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *