Autoliderazgo: Quererse a uno mismo para querer a los demas

La gran capacidad que tiene el Ser Humano es la de AMAR a los demás. La mayoría de las religiones y movimientos espirituales se basan en este AMOR que se profesa al prójimo

Pero, ¿somos capaces de amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos?

La capacidad que tenemos de amar es proporcional al amor que sentimos por nosotros. Es decir, si no nos amamos y aceptamos difícilmente podemos dar amor al resto. No podemos ofrecer lo que no experimentamos con nosotros mismos.

Algunas personas hablan de Vanidad o Soberbia cuando hablamos de que uno se quiere y aprecia. Esto es cierto cuando uno se quiere, solo a sí mismo y no le importan nada los demás. Pero cuando hablamos de Amor a uno mismo nos referimos a ese sentimiento que hace que nos aceptemos y que nos pongamos como “seres erróneos” para poder perdonarnos nuestros errores y equivocaciones.

Se trata de tener Autocompasión que es poder generar un sentimiento de empatía y comprensión con nosotros mismos ante nuestros fracasos y “meteduras de pata”. Se trata de perdonarnos practicando el Autoperdon es decir permitirnos la capacidad de sentirnos mal solo un momento ante el error, para luego salir adelante más fortalecidos y con amor hacia nuestras personas.

Algunas personas se “castigan” duramente con conversaciones interiores que suelen basarse en la Culpa y el menosprecio personal. Esto sin duda no conduce nada más que a estados de depresión, tristeza y malestar, que se transmiten hacia afuera a los demás.

En el ámbito laboral hablamos del Autoliderazgo para poder liderar a los demás. El dominio de uno mismo, y la capacidad de humildad para afrontar los retos diarios en el entorno laboral son claves para poder dirigir personas.

¿Has visto alguna ocasión un jefe o jefa que está enfadado con el mundo?. Reproches, malos modos, faltas de respeto…. Sin duda esa actitud nos muestra una persona que no sabe autoliderarse, y que ha perdido el control sobre sí mismo y eso lo transporta a los demás hacia afuera. Como ya comentaba en un artículo mío anterior llamado ¿Permites faltas de respeto en el trabajo?

¿Permites faltas de respeto en el trabajo?

El trabajo de un buen líder empieza por uno mismo. Como bien dicen los sabios: “Conócete a ti mismo” porque es el camino para la sabiduría.

La fortaleza del Autoconocimiento nos lleva al Autocontrol, tan necesario para relacionarnos con los demás. Si un líder debe ser ejemplar, el mayor ejemplo lo debe dar consigo mismo, por eso admiramos a los líderes que muestran Fortaleza y Templanza en la mayoría de los actos, y Humildad ante los errores, así como comprensión ante los errores de los demás.

El Autoliderazgo es una de las competencias que más deberían tener en cuenta las organizaciones, ya que es el camino hacia los éxitos profesionales.
Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *