Cambiar de trabajo

By viernes, junio 17, 2011 2 No tags Permalink 0

Llevo más de 16 años dedicándome a la Selección de Personal, o como dice mi hija, “mi papa ayuda a que alguien consiga trabajo”. Aunque no es solamente personas que acceden a un puesto de trabajo desde el desempleo sino que en muchas ocasiones soy el punto de partida para que alguien cambie de puesto de trabajo.

Últimamente vengo observando el “miedo” que tienen muchas personas a cambiar de puesto de trabajo. Me hablan del hartazgo que tienen de su empresa, su jefe, su lugar de trabajo, sus compañeros, su horario, su salario, su desarrollo profesional…. Pero terminan su frase diciéndome “pero sé que ahora no es el momento de cambiar” ¿Por qué no es el momento?. Ell@s suelen responderme que por la “Crisis”, que si te cambias ahora de trabajo puedes ir a peor o incluso pueden echarte al poco tiempo de cambiarte perdiendo tu “Antigüedad”. Mi respuesta es standard: ¿Y qué?. Un buen profesional no debe tener miedo a poder estar sin trabajo en un momento determinado, ya que si es un profesional con altas capacidades y honesto en su trabajo, pronto encontrara ubicación en otra compañía.

Siguiendo el discurso de mis interlocutores, el miedo verdadero es a que cuando ocurra una situación de desempleo se forme parte de esos parados de larga duración, cualificados o no, que suelen estar tanto tiempo en el paro que terminan por ocurrir desastres económicos perso0nales. Las noticias de prensa, radio y tv nos inundan de historias catastróficas de personas que tenían trabajo y hoy duermen en la calle o comen de la caridad. Horrible verdad. ¿Qué posibilidades reales existe de que eso nos ocurra? ¿Cuántas personas conoces en esa situación?. Si utilizáramos la Estadística como probabilidad de que ocurran las cosas veremos que es altamente improbable que nos ocurra eso, tanto como que nos toque la lotería.

El miedo nos atenaza de tal manera que nos deja bloqueados ante cambios y no nos deja ver posibles oportunidades. Estamos en una especie de sugestión colectiva donde creemos que todo lo malo que les pasa a los demás nos puede pasar a nosotros y por eso permanezco en mi actual puesto de trabajo, aunque este amargado, aunque me cueste cada día levantarme, aunque mi motivación sea nula.

Pero ¿Verdaderamente estamos seguros en nuestro puesto de trabajo?. Desgraciadamente conozco muchos casos de personas que son despedidos y se encuentran en una situación de desempleo sin buscarlo. Anteriormente se habían planteado un cambio de puesto de trabajo pero no lo hicieron por ese “miedo bloqueante” de perder su seguridad, y sin embargo la situación les sobrevino sin que pudieran tomar ninguna decisión por su parte.

Entonces ¿De qué seguridad hablamos?. Puedo asegurar que conozco a muchas personas que están “bloqueadas” en su lugar de trabajo. Eso si sus excusas son muy buenas: La hipoteca, el colegio de los niños, la letra del coche, el crédito que solicite, … no puedo dejar de pagarlos.

Es por eso que los procesos de Selección de personal cada vez hay menos candidatos, ya que muchos prefieren “no correr riesgos”. Por cada ejemplo de alguien que le haya salido mal un cambio de puesto de trabajo, estoy dispuesto a contar 5 casos de personas que les ha salido bien. ¿Merece la pena arriesgarse?. Mi opinión es que si no estás contento con tu situación actual en el trabajo, SI, hay que estar dispuesto a ver otras posibilidades.

Queridos bloqueados, animaros a correr riesgos, merece la pena.

 

 

Share Button
2 Comments
  • Blanca
    agosto 31, 2011

    Buenas noches Ángel

    Simplemente te escribo para darte la enhorabuena por tu blog.
    Soy una chica joven que se encuentra buscando un trabajo nuevo y la verdad que tu artículo (encontrado por casualidad en Google) ha sido un soplo de aire fresco.
    En mi caso, me encanta mi trabajo pero desgraciadamente soy subcontratada en un banco y tan pronto pienso que mi oportunidad va a llegar en cualquier momento como que me vengo abajo y tiro la toalla.
    Tienes razón en lo que escribes pero sí que me gustaría añadir que lo primero es saber lo que uno quiere y luego ir a por ello.
    Al final, teniendo claro tu objetivo, será más facil encontrarlo ¿no?
    Felicidades de nuevo!

  • cachinche
    septiembre 1, 2011

    Hola Blanca, gracias por tus comentarios. Me imagino lo que sientes en esos momentos donde uno quiere cambiar pero ve dificultades y se viene abajo. Solo te puedo trransmitir mi animo y espero que pronto puedas vencer la situacion de bloqueo. Como bien dices debes fijarte un objetivo primero y luego cumplirlo. Lo mas complicado es pasar a la accion y es por eso que a veces nos dedicamos mas a pensar sobre la situacion que a ponernos en marcha. Te doy todo mi apoyo y espero que pronto puedas cumplir tu proposito. El cambio empieza por uno mismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *