CCQ

Allá por el año 1999, animado por una buena amiga, Directiva de una empresa de Telecomunicaciones, me decidí a realizar un curso de Desarrollo Personal basado en el Método Carnegie. Dale Carnegie fue una persona que escribi libros para generar confianza en la propia persona y en la relación con los demás. Algunos de estos libros son:

Como Ganar amigos e Influir en las personas

libro como ganar amigos e influir en las personas

Como suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida

Libro Como Suprimri preocupaciones

De las enseñanzas que aplique a partir de ese momento en mi vida, fue una de ellas la que más me cuesta aun practicar de manera diaria, pero la que mejores resultados trae cuando lo haces. Se trata de la regla nemotécnica CCQ. Estas letras agrupadas traen una práctica compleja para las personas, pero con resultados extraordinarios cuando lo hacemos:

  • No CRITIQUES


  • No CONDENES


 

  • No te QUEJES

 

En la mayoría de las ocasiones culpamos a los demás de las cosas malas que nos ocurren. Lo fácil es buscar un tercero al que echar la culpa de nuestras desgracias, lo difícil es hacer Autocritica para así conseguir un ámbito de mejora de nosotros mismos.

ABRAHAM LINLCON

Decía Abraham Lincoln la siguiente frase “No juzgues, si no quieres ser juzgado” . Y es que en multitud de ocasiones aquello que condenamos suele llegar a nuestra vida y posiblemente actuamos de la misma manera que lo hizo a la persona que “crucificamos” por su actitud y su forma de actuar.

Además, la Critica a los demás puede generar Resentimiento en los demás, tal y como hablaba en un artículo anterior mío llamado El Resentimiento y el Rencor

Si la crítica es abierta, delante de otras personas, el recelo y rencor de la persona que es condenada puede ser aún mayor, al sentirse ofendido por haber sido reprendido en público. Seguramente esa persona tendera a justificarse delante de los demás, en lugar de reconocer algún fallo o defecto. Fue Jesucristo el que dijo que si ves a un hermano cometiendo una falta o pecado, repréndele en privado para que se enmienda. Y es que la crítica publica multiplica el efecto de ira y recelo de la persona que es criticada.

Decía Benjamin Franklin

Benjamin Franklin

“Cualquier tonto puede criticar, censurar y quejarse. Y la mayoría lo hacen”

La Queja es otro mal endémico desarrollado en nuestra sociedad. Es como una Pandemia, que se contagia por todas las personas y rincones de nuestro planeta. Si contáramos realmente todo el tiempo que pasamos quejándonos, de la política, de los demás, de la mala suerte, de las circunstancias….seguramente veríamos la cantidad de tiempo y energía gastado en una actividad que nos produce desazón, malestar, y mala leche continua.

La queja acompañada de la Preocupación hace que gestionemos nuestras emociones desde la negatividad, el desamparo y corre el peligro de convertirnos en unas personas tristes, amargadas y caer en una depresión.

preocupado

Desde hace años, cuando alguien se me acerca y me dice la frase “Estoy preocupado” , le invito a reflexionar diciendo “Porque en lugar de preocuparte no pasas a Ocuparte”. Claro está, ocuparse significa tomar Acción, realizar algo que supone un Esfuerzo, que nos invita a superarnos, a retarnos a nosotros mismos. Y lo seguro es que estamos más cómodos acoplados en nuestro “sofá” de la queja, ya que desde el juzgamos y opinamos sin tener que hacer nada.

Cuando la queja es al vecino, a la persona cercana, a nuestro jefe, a nuestro “amigo” puede tener disfrazado otro “pecado”: La envidia. Hace poco leí un articulo en el Blog Autoayuda y Desarrollo Personal sobre Como detectar la envidia  Y es que la más difícil de detectar es la nuestra. Algunas personas hablan de Envidia Sana. ¿Sana?. ¿Es sano envidiar?. Lo que sí es claro es que la envidia es humana ya que es una emoción que podemos sentir en algún momento determinado y que viene condicionada por las relaciones sociales, como seres sociales que somos, con la comparativa con los demás.

envidia

A veces nuestra voz interior nos dice cosas como:

  • Por qué esa persona tiene eso si yo lo merezco más que ella
  • Qué suerte tiene esa persona y que mala suerte tengo yo
  • Con lo malo / tonto / estúpido que es fulanito y que suerte tiene

 

Y muchas otras cosas más que nos hacen compararnos constantemente con los demás, sobre todo con los que tenemos más cercanos.

Atento a estas fórmulas que te dejo

QUEJA + ENVIDIA = ESTAR AMARGADO

CONDENA + CRITICA = QUE TE TENGAN RESENTIMIENTO

QUEJA + PREOCUPACION = DEPRESION

¿Se te ocurre alguna fórmula más con los conceptos desarrollados en el artículo?

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *