La Confianza en el entorno profesional

¿Por qué no tenemos confianza en las personas? ¿No son acasos nuestros semejantes?

La Confianza es uno de los grandes debates de la Humanidad. O mas bien la Desconfianza que tenemos hacia toda aquella persona que no seamos nosotros mismos, y los hay incluso que no se fían ni de ellos mismos

Si dividimos en dos la palabra nos sale lo siguiente: Con – Fianza: Es decir, depositamos una fianza que queremos recuperar en otra persona. Por eso le dejamos una Fianza temporal para ver si responde a nuestras expectativas y tal como esperamos de ella.

Para gestionar confianza hay que generar confianza. Este axioma no sería tal si no fuera porque nos cuesta dar y queremos obtener a cambio de manera inmediata. Dar para obtenerla de vuelta requiere de Paciencia que es la otra gran Virtud que debemos desarrollar en relaciones para obtener Confianza

La confianza exige Libertad y Transparencia, pero sobre todo mucha Honestidad. Tanto del que da como del que recibe. Se trata de poner lo mejor de nosotros a disposición de una relación personal y profesional para obtener mayores réditos

¿Qué es lo contrario de la confianza? Nos sale de inmediato la palabra desconfianza. Pero si profundizamos un poco más lo contrario en el entorno profesional sería el Control. Asi se produce una relación inversa: A más control menos Confianza y a menos control más confianza

Para poder gestionar la Confianza debemos asumir riesgos. Nadie hará las cosas como nosotros, y menos mal que así es porque si no seriamos clones o robots, de los que pronto harán funciones por nosotros. Se trata de arriesgarse para poder obtener mejores resultados. Por eso la Confianza tiene que venir con Tranquilidad para poder gestionarla

Sin duda, los managers son Gestores de Confianza. Esa seria su labor principal y por la que deberían ser evaluados y recompensados o “castigados”. Un Manager que no sepa gestionar Confianza será probablemente un “jefecillo” sin ningún don de liderazgo

¿Debemos tener Confianza ciega? Mi respuesta es clara: NO. La Confianza debe estar acompañada de un seguimiento. Sin agobiar a la otra persona, sin estar encima constantemente, pero si requiere reunirse para ir evaluando los resultados obtenidos y poder establecer ámbitos temporales de los objetivos.

Los Managers deben invertir en Bonos Confianza de sus colaboradores. Sin esta inversión su gestión seguramente será tarde o temprano cuestionada o sin contenido entre sus equipos.

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *