Conocerse a uno mismo y aceptarse

conocerse
Como “aficionado feroz” en tomarme la vida con Humor una de las preguntas que más me hacen es como conseguir reírse de sí mismo. A esta cuestión ya conteste en anteriores artículos Aprender a reirse de uno mismo y Aprender a reirse de uno mismo en la vida y en el trabajo donde reflejaba alguna anécdota real.

Esa capacidad que tenemos de reírnos de nuestra persona, sin llegar a la crueldad que practican algunos con ellos mismos y que roza el sadomasoquismo, tiene mucho que ver con Aceptarnos tal y como somos. La aceptación puede ser física, ya que el cuerpo en el que habitamos es el que tenemos que hacerlo mientras vivamos, y podemos modificarlo con ejercicio y hábitos saludables, e incluso algun@s con cirugía, y tenemos que ser “amigables” con esta coraza que nos rodea y que nos identifica con los demás.

Por cuestiones de azar durante una etapa de mi vida he tenido un gran parecido con el actor Javier Camara, llegando a firmar autógrafos en su nombre, y eso me ha permitido recibir admiración no merecida (menos mal que no me he encontrado a nadie que le debía dinero) y también un rato de esparcimiento y diversión en el momento y luego posteriormente contando las anécdotas. En la actualidad nuestro parecido ha cobrado distancia, él puede decir que está más delgado que mi persona y yo puedo decir que tengo mucho más pelo que él. ¡¡¡Javier engorda y ponte peluquín a ver si puedo seguir echándome unas risas a tu costa¡¡¡.

javier camara2

IMG_0150

También la aceptación debe ser espiritual. Saber cuáles son nuestras virtudes y nuestros defectos, y siempre con actitud de mejora pero sabiendo cual es el margen que tenemos.

Poder reconocerte en la persona que describen los demás es un ejercicio muy instructivo. Consiste en preguntar a los más allegados que te describan personalmente, siendo lo más objetivo posible, y sobre comportamientos y actitudes que refrendan la opinión. Por ejemplo, si dicen que somos generosos debe ser basado en actos de generosidad que hemos realizado, es decir, acciones concretas y continuadas en el tiempo que pueden hablar de nosotros mismos como personas generosas. En este ejercicio deberíamos evitar las creencias, y basarnos en los datos. Pero ¡¡¡cuidado¡¡¡ tenemos que aceptar lo que nos digan, por eso recomiendo personas que nos quieran y tengan aprecio, ya que no deberíamos sentirnos molestos ante lo que escuchemos. Esa actitud de prepararse para escuchar cosas, aceptarlas, interiorizarlas y reflexionar sobre ellas, es algo que puede fortalecernos personalmente. Eso sí, huir de ambigüedades como preguntas tipo: ¿Tu cómo crees que soy?, en su lugar deberíamos centrarnos en cosas más concretas: En mi relación con los amigos, ¿Cuáles crees que son mis comportamientos más habituales?, por favor detállemelo con ejemplos concretos que hayas visto en primera persona.

comportamiento

Si a este ejercicio se le acompaña una profunda reflexión sobre los motivos por los cuales me comporto así y los demás lo perciben, tendremos una idea muy cercana de como soy en realidad, como soy percibido y también que cosas puedo mejorar respecto a mi relación con los demás.

Las ventajas de llegar a conocerse cada vez más profundamente a si mismo son muy evidentes:

  • Da tranquilidad y paz interior
  • Te sientes más seguro de sí mismo, ya que conoces tus límites y tus posibilidades de desarrollo
  • Te muestras más confiado y relajado en tu relación con las personas
  • Sientes la esencia interior como ser humano

Decía Lao Tse, que «Quién conoce a los hombres es inteligente. Quién se conoce a sí mismo es sabio. Quien vence a los otros es fuerte. Quien se vence a sí mismo es aún más fuerte”

CONOCERSE LAO TSE

Galileo Galilei afirmo “La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo”

Cuando nos conozcamos mejor, quizás podamos afrontar Cambios de esos que nos elevan a otra esfera, y nos coloca en otra dimensión.

Os dejo con una de mis canciones favoritas de mi artista favorita, Michael Jackson, que habla del “Hombre del Espejo” (Man in the Mirror) como aquel que afronta esos cambios. Como dice un buen amigo, tenemos que mirarnos al espejo y reconocer lo que vemos

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *