220 Dias dedicado a ti + 145 dias pensando en ti: Diario de un Workaholic

 

Buscando las definiciones de Workaholic casi todas coinciden en lo siguiente:

La adicción al trabajo (también denominada con el término anglosajón workaholics o trabajólicos) se caracteriza por una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar de forma constante.

Si aun no has detectado alguna de estas personas cerca de ti, los síntomas que suelen descubrirlos son los siguientes:

 

  • Soy el mejor en mi trabajo. Su autoestima laboral es muy fuerte y adquiere un valor superlativo y hasta competitivo

  • Tengo prestigio. Mi posición laboral le define como persona

  • Puedo conseguir lo que quiero. Su confianza en si mismo, rayando la vanidad e incluso la soberbia, le hace sentirse superior y creerse capaz de cualquier cosa. Sus batacazos ante los fracasos también suelen ser superlativos

  • Mi estatus es lo más importante. Lo importante es mi posición laboral y el reconocimiento de los que me rodean, sobre todo de mis superiores, aunque los considere unos ineptos.

  • Termino todo lo que empiezo. Y esto lo hace de manera obsesiva, ya que su dia no terminara hasta que crea que haya terminado lo que “considera importante” que suele ser cualquier cosa que le haga alargar la jornada

  • Mis ídolos son Steve Jobs, Jeff Bezos, Amancio Ortega….. Todo aquel que se considera triunfador laboral es un ejemplo para estas personas. Sus espejos son personas de éxito laboral, y ellos son los ejemplos que siguen

  • Sin esfuerzo no hay recompensa. Y esa frase le catapulta a trabajar aun mas y mas y mas duro. No pain No Game es una máxima para este tipo de personas

  • Trabajo 12 horas diarias…. o más. El numero de horas imputado al trabajo es esencial para medir el éxito de estas personas. Trabajar durante largas jornadas laborales, apenas dormir, o llevarse trabajo a a casa, durante las vacaciones o los fines de semana, son algunos de los mantras de estas personas.

  • Mis clientes son lo más Importante. Si estas personas están en contacto directo con clientes, estos son su prioridad. Por encima de sus parejas, familias o amistades. Una llamada, un mail o un mensaje de un cliente aparca todo lo demás, sea lo que sea.

No es necesario tener todos los síntomas, solo con algunos de ellos puedes descubrir a un “adicto al trabajo”.


Dice mi admirado Presidente de Honor de la Comisión para la Racionalización de los Horarios Españoles, D. Ignacio Buqueras, que el “nunca confiaría su vida para que le operase un medico que lleva 12 horas seguidas operando”.

Es importante los descansos y el saber parar para poder reactivar la energía perdida.

Ahora que estamos en época de vacaciones y descanso, es Vital poder Desconectar para poder volver a “enchufarse” con más fuerza y energía a la vida laboral.


Un workalholic circunscribe su vida, o gran parte de ella, a su trabajo, y eso tiene consecuencias físicas y psicológicas, además de las sociales, ya que su entorno mas cercano también sufre las consecuencias

¿Has descubierto algún workaholic a tu alrededor?

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *