Ejecutivos versus Ejecutores

A finales del Siglo XX se puso de moda el termino Ejecutivo. Gracias a la magia del cine estadounidense el mundo empezó a admirar a ese “Ejecutivo de Wall Street” engominado, con su maletín y teléfono móvil tipo zapatofono y aires de grandeza que gestionaba cantidades indecentes de dinero y fortuna.

Sin duda una “imagen” idílica que muchos quisieron imitar, no solo en suelo americano, sino que también se exporto a una Europa Occidental tendente a imitar todo aquello que proviene de más allá del Atlántico.
Estas son algunas de las películas que produjeron el “efecto contagio”, también en España.

https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/las-15-peliculas-que-todo-ejecutivo-debe-ver

Pronto la imagen del Ejecutivo fue desarrollándose y se traslado a aquellos “Primeros espadas” que gestionaban las compañías, con mayor o menor éxito, de manera que se identificaban como un símbolo de poder y también de Éxito.


Por eso, entrado el Siglo XXI nos encontramos con una definición de Ejecutivo parecida a esta:

“Aquellas personas que tienen en sus manos algún tipo de poder o jerarquía por sobre otros y que tienen funciones de ejecutar o tomar decisiones sobre determinados fenómenos. Por lo general, los sectores ejecutivos de una empresa suelen ser las autoridades, las personas más poderosas, quienes toman medidas,….”

Definición ABC Negocios https://www.definicionabc.com/negocios/ejecutivo.php


Y ahora, ya avanzado el Siglo XXI hablamos de Ejecutivos como Ejecutores. En el sentido negativo de la palabra serian aquellos que ejecutan a otras personas, pero si nos centramos en la actividad laboral el Ejecutor, que ejecuta o lleva algo a cabo, es aquel que toma decisiones y las ejecuta para poder realizar tareas y procesos eficaces que lleven a buen término sus objetivos.

Es decir, los ejecutores son dinamizadores de los negocios y de las empresas, llevando a cabo todo aquello que anteriormente se ha planificado o previsto.


Conclusión: Necesitamos muchos ejecutores en las organizaciones para que están no caigan en el inmovilismo o la incapacidad de avanzar.

Estos Ejecutivos del Siglo XXI, no se mueven por el poder y el prestigio, sino por la actividad y la operatividad.

Son Ejecutivos que ejecutan acciones y por ello pueden llegar a ser mas importantes que cualquier Manager o Directivo para una compañía.

Ser ejecutivo implica una capacidad de toma de decisiones que necesariamente nos acompañe en nuestra actividad laboral.

Así que quítate la gomina, aparca el maletín, coge tu dispositivo móvil, tu portátil y tu energía y disponte a ser un Ejecutivo del Siglo XXI al servicio de la ejecución de acciones. Las empresas se te rifaran si logras ser de estas personas.

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *