El Liderazgo Audaz

Partamos de la base que Líder es aquella persona al que somos capaces de seguir, que nos seduce y que nos guía hacia objetivos. Sin tener que ser necesariamente una persona dotada de autoridad, mas bien de potestad. Ese Líder Ejemplar que seguiremos por su capacidad de gestionar las situaciones. Puede ser jefe o jefa o puede no serlo.

La definición de Audacia es el atrevimiento o la osadía. El término puede referirse a realizar algo arriesgado, atrevido, temerario o imprudente.


La audacia puede considerarse de manera positiva o negativa. En su aspecto positivo, la audacia es una virtud que lleva a una persona al convencimiento de que, pese a las posibilidades y riesgos, puede alcanzar una determinada meta.

Por lo tanto, un Líder audaz es una persona que es capaz de emprender acciones poco comunes sin temer las dificultades o el riesgo que implican.

Otra definición es la de Persona poco común y que demuestra su atrevimiento.


Hace poco, en el Evento Disrupt RH Madrid que se celebro el pasado 13 de noviembre en la EOI (os dejo el enlace sobre ese día https://www.mutare.es/reflexiones/disrupthr/ ) uno de los ponentes, que estuvo brillante Jack Vincent, hablo sobre la posibilidad de Atreverse de los Directivos de elegir la opción arriesgada, y no conformarse con la mediocridad.

Muchas veces me encuentro con Managers que deciden no correr riesgos y coger la opción “mas segura” o que muchas veces le “salva el culo”. En ocasiones escucho “Si hay que equivocarse que parezca que no he sido yo quien la ha cagado”.


Ser Atrevido debería formar parte del salario de un Manager. Cualquier persona puede hacer lo que se suele hacer habitualmente, los extraordinarios son los que dan un paso más allá. Son las personas que osan desafiar el status quo. Los que se animan a enfrentarse con los detractores o los augurios pesimistas. Son los que se lanzan y se arriesgan para cambiar las cosas, sin tener miedo a las consecuencias.

Un líder temoso y temeroso nos conduce a situaciones estables y rígidas, donde el riesgo no es afrontado.

Si de verdad queremos avanzar necesitamos lideres audaces capaces de correr riesgos, aunque eso les cueste su prestigio profesional o en ocasiones su puesto de trabajo.


“Quiero un teléfono móvil sin teclas”, dijo Steve Jobs. “Estas loco”, le contestaron las personas que le rodean, “eso es imposible”. Hasta aquel entonces el teléfono móvil que triunfa era la Blackberry, un teléfono con multitud de teclas, casi como un ordenador. ¿Quién iba a comprar un teléfono sin teclas?


Por eso defiendo que necesitamos lideres Optimistas-Realistas, que son aquellos que se embarcan a realizar sus sueños, pero orientándose a la Acción. Trabajan para el optimismo, no son Ingenuos, creyendo que las cosas pueden ocurrir porque sí, porque puede ocurrir sin que hagamos nada.

Esos Optimistas-Realistas tienen un golpe de Audacia, y son capaces de llevarnos a realidades que hoy desconocemos.

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *