Entrevistas a Emprendedores: Ana Rosas Menaya- Regalos Directos al Corazon

espiritu emprendedorInauguro Sección debido a que algunos me habéis solicitado las experiencias de Emprendedoras y como ha sido el lanzamiento de su proyecto. Intentare abordar todo tipo de Emprendedores y experiencias para que valoréis de primera mano cual ha sido el camino a recorrer por ellos.

Y no podía empezar de mejor manera. Ana contacto conmigo cuando su proyecto estaba en una fase inicial de lanzamiento. Hoy es una Emprendedora Feliz y que nos hace Felices a los demás. Gracias Ana por tu colaboración

Esta es su entrevista

regalos directos al corazon

Cuéntanos brevemente en qué consiste tu proyecto

Soy creadora de la empresa online www.regalosdirectosalcorazon.com , especializada en la creación de video-regalos que provocan momentos felices y abrazos entre seres queridos.  Nuestros regalos se caracterizan por el emocionante contenido de su mensaje y por su gran expresión de sentimientos. Están llenos de sensibilidad y hacen sentir a los demás una sensación de felicidad, amor, emoción y reconocimiento que jamás olvidan.

Actuamos como canal de ayuda para que las personas puedan expresar sus sentimientos a sus seres más queridos a través de la sorpresa y la emotividad.

Regalos directos al Corazón es una forma diferente, especial y original de expresar tu cariño o apoyo hacia las personas más importantes de tu vida a través de un regalo.

ana rosas menaya

¿A qué tuviste que renunciar para poner en marcha tu proyecto?

A una estabilidad laboral y económica, y a una forma de vivir más segura.

¿Te planteaste seguir trabajando por cuenta ajena o alternarlo durante un tiempo?

Sí. En varias ocasiones (durante el proceso) lo pensé, ya que el proyecto avanzaba muy lentamente y necesitaba dinero para vivir, pero jamás me planteé abandonarlo. Siempre he tenido claro que funcionaría y que tan sólo era cuestión de tiempo.

En este tema tuve varios dilemas personales, ya que sentía que el alternarlo con otro trabajo haría que mi energía no estuviese enfocada totalmente en mi objetivo, y que al dividirla, sólo conseguiría que el proceso fuese aún más lento.

Al final, nunca lo tuve que hacer. Cada vez que pensaba en alternarlo con otro trabajo, los pedidos subían. ¡Era como si fuese imposible salirme del camino!

equilibrio empresarial

¿Cuáles son las mayores dificultades que te has encontrado o que te encuentras para poder lanzar tu proyecto?

Dificultades me he encontrado muchas y errores he cometido aún más. Pero comprendí que todo formaba parte del proceso. Me ha sido difícil saber explicar a la gente qué hacía, a qué me dedicaba, cómo venderlo… Otra dificultad fue comprender cómo funcionaba el medio en el que estaba inmersa, internet. Sentía que en Internet todo fluía muy rápido, que tenía que aprender todos los días cosas nuevas para poder entenderlo, nuevos términos, nuevas técnicas… todo se convertía en un sobreesfuerzo diario.

Además hay que añadir la dificultad que conlleva el proceso mental de hacerse uno mismo emprendedor. Aprender a vivir con la incertidumbre, conocer cómo actúa nuestra mente y cuerpo ante el miedo, mantener una actitud positiva, deshacerme de la impaciencia…

 

¿Cuál fue el momento clave para decidirte a lanzarte. El punto de no retorno donde ya no había marcha atrás?

Mi momento clave fue cuando estuve inmersa en un momento personal difícil de mi vida. Dicen que cuando tocas fondo resurge lo mejor de ti y así fue. Siempre había tenido claro, desde muy joven, que algún día montaría mi empresa. (Quizás es porque vengo de una familia emprendedora y he sido educada en ese ambiente), pero estudié Trabajo Social y no veía qué podía hacer en el mundo empresarial con esos estudios.

Con los años descubrí cual era mi sueño: quería trabajar para mí, sin jefe, haciendo algo que me apasionase, me encantase y fuese válida para ello. Tenía que ser un trabajo en el que pudiese desarrollar mi creatividad, y que pudiese ofrecer al mundo mi “don”. Además con un requisito más, tenía que ser desde casa y utilizando mi querido ordenador que tanto me gusta.

Me pregunté  a mí misma: ¿Con qué disfrutas tú? ¿Cuál sería tu trabajo ideal? ¿Cuál crees que es tu don? Mis respuestas fueron: el mundo de los sentimientos y las emociones, la creatividad, sorprender a la gente y el ordenador. Así que me dije: “Tienes que montar algo con estos factores” También tengo que decir que me encantaba hacer regalos de este tipo, mis sobrinos siempre fueron mi inspiración.

Con el objetivo claro comencé un proceso mental y un día, como por arte de magia… ¡vino a mí la idea! ¡Eso voy a hacer! ¡Lo monto ya!

Sobre el  punto de no retorno puedo decir que lo he sentido hace poco tiempo, y es que llega un momento en el que ya no hay marcha atrás, ya todo comienza a rodar y sólo puedes ir hacia adelante. ¡Eso es lo más emocionante!

Miedo2

¿Cuáles fueron tus miedos a la hora de lanzarte?

A la hora de lanzarme nunca he tenido miedo sino mucha ilusión y ganas por lanzarlo cuanto antes.

Los miedos aparecieron después, durante el  largo camino que he tenido que pasar hasta que la empresa comenzó a funcionar.

Miedo a que no funcionase la empresa, a que el producto no fuese aceptado en el mercado, a no vender nada, a que los clientes tuviesen miedo de hablar de sus sentimientos, a perder mucho tiempo y esfuerzo y no ver resultados…

¿Qué es lo que te preocupa en este momento del proyecto?

Ahora mismo estoy viviendo uno de los momentos más bonitos de mi proyecto. Ahora me encuentro recogiendo todos los frutos que he plantado, por lo que mi alegría, satisfacción e ilusión son mucho más fuertes que cualquier preocupación que pueda tener.

Si algo me preocupa, es que el proyecto se haga más grande de lo que yo pueda abarcar.

 

¿Qué planes tienes de futuro para mejorar y afianzar tu proyecto?

Cada día ideo cosas nuevas para mejorar mi proyecto, los clientes son los que te van dando las claves para mejorarlo y afianzarlo.

Tengo planes para internacionalizar mi producto, mejorar mi profesionalidad y mejorar los tiempos de creación de cada regalo.

¿Qué recomendarías a alguien que quiera ser emprendedor?

Yo le recomendaría que emprendiera en algo que le apasione, algo con lo realmente disfrutase todos los días trabajando.

Que se trabaje y forme no sólo a nivel empresarial, sino también a nivel personal y mental.

Que sea consciente de que el camino es difícil pero que con trabajo, ilusión y actitud se puede conseguir.  Y que cuando se consigue, es increíblemente alucinante lo que puedes llegar a sentir. Sientes emociones de satisfacción plena, de alegría, de felicidad, de reconocimiento personal, te sientes útil, satisfecho y en paz contigo mismo.

Si puedes soñarlo, puedes conseguirlo. Y si yo lo he conseguido… ¡Por supuesto que tú también puedes conseguirlo!

¿Qué palabras te definen como emprendedor?

LUCHA

Entusiasta, positiva, ilusionada, fe (me lo creo totalmente) y luchadora.

 

Sigueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *