Eres Director o Gerente: A la calle. ¿Y ahora que hago?

Es indudable que la situación que vivimos azota a todo tipo de personas en diferentes situaciones. Algunos están viviendo momentos muy difíciles y es la hora defintiva para ayudarnos entre todos para superar las circunstancias de cada uno.

Cada vez tengo más claro que un país con la situación de alto desempleo que tenemos solo sale adelante gracias a la Solidaridad y el Apoyo. Cuántas familias están salvando la situación de sus miembros. Pero además la Sociedad está dando una lección de civismo y ayuda apoyando a todos. Ejemplos como los Bancos de Alimentos, las Asociaciones que ayudan a los más necesitados, los Comedores Sociales, las Uniones de Ciudadanos para ayudar a los desahuciados,….. Son momentos duros pero uno no deja de ver que las personas responden en momentos como estos. Debemos felicitarnos por este hecho.

Por mi situación profesional hoy voy a hablar de un Colectivo, aunque no me gusta clasificar a nadie ya que cada Ser Humano es único, que son los llamados Directores, Gerentes, Directivos, Responsables o como se les quiera etiquetar. Muchos de ellos están saliendo despedidos de sus organizaciones. Me encuentro con casos diferentes de los motivos de salida, repitiéndose algunos casos:

–          Su Sector o Empresa ha tenido dificultades debido a la situación actual y ha desaparecido o ha tenido que recortar brutalmente. Son los sectores de Construcción y todos los sectores paralelos (Servicios a la Construcción, Materiales, Cementeras,…..) los que han sufrido las peores consecuencias. En los años de bonanza económica un gran amigo me comento que en una reunión con unos responsables de una Cementera Multinacional importante le dijeron: “Pero ustedes que hacen con el cemento para consumir tanto, ¿se lo comen?”. Con el tiempo nos lo hemos “comido con patatas” como diría un castizo.

–          La organización para la que trabajaban ha tenido recortes y el coste que suponía su salario  para su organización se lo ahorran amortizando el puesto. Este un caso muy frecuente. Las empresas miran números y ven que los salarios más altos pueden, o bien amortizar el puesto o bien sustituirlo con alguien de un coste muy inferior.  Muchos departamentos se han quedado descabezados o incluso eliminados.

–          En algunos casos se ha optado por la externalización de personas o áreas para flexibilizar las compañías y optimizar los costes. Se pasa de un coste fijo y que genera antigüedad y responsabilidades, como es el personal, a un coste variable que permita cierta flexibilidad y pueda cambiarse o eliminarse en cualquier momento. Esto daría para un libro, por lo que solo decir que, dependiendo de la decisión de la empresa sobre los “externalizable” en algunos casos sale bien y en otras no tan bien.

El caso es que el llamado Director se encuentra en una situación de desempleo. Cuando los escucho encuentro ciertas similitudes en sus sensaciones y emociones. La mayoría han tenido sensaciones parecidas a las que expongo a continuación:

  • “Me han traicionado”. Frases como  “con lo que yo he hecho por esta compañía”, “Yo la he levantado”, “Sin mí se van a caer con todo el equipo”. Es un sentimiento de imprescindibilidad mezclado con un sentimiento de rabia, ira u odio, debido al “pago recibido” por los años de servicio.

  • Se sienten muy raros en la “cola del paro”. Frases como: “Que hago yo aquí”, les hace sentirse desubicados. Para muchos es  un “golpe de realidad”, como dicen los americanos, donde están otras personas como ellos y que también lo están pasando mal.
  • “La casa se me cae encima”. Acostumbrados a agendas repletas, compromisos por doquier, innumerables jornadas extensivas de trabajo y horarios infinitos, ahora algunos no saben qué hacer con su tiempo. Se “aburren”, se sienten desubicados. Hace poco llame a un buen amigo que lleva buscando trabajo desde hace un tiempo y me dijo “Me pillas con mi psicólogo”, ante un momento de duda le dije “perdona te llamo en otro momento” y me contesto “no hombre si estoy dando un paseo con mi perro, el me escucha todos los días”. Es bueno mantenerse ocupado y con el mejor humor posible

He observado como en muchos casos, esos Directivos que tenían muchos contactos “profesionales” cuando pasan al “otro lado” dejan de cogerles el teléfono. Las personas que habían colaborado con ellos demuestran desinterés hacia su situación. Ya no son “útiles”, ahora son “proscritos”. Como bien leí en el libro Punto y Seguido, el cual recomiendo para quien este pasando una situación de Transición Profesional, es una época de “depurar amistades” y contextualizar las cosas que son importantes de las que no lo son.

Aunque insisto que existen mucha variedad de casos, algunos de los Directores siguen con su CV y tarjeta de Director para incorporarse a otras organizaciones para aportar lo que han estado haciendo hasta ahora. Para ello mueven todo su networking (red de contactos) y en mi caso me llegan a algunos a los que realizo una “entrevista de cortesía”, que consiste en conocernos para “cuando salga un puesto”. En mi opinión esta entrevista es más bien una “terapia de escucha” de la persona, ya que cuando sale un puesto somos los primeros interesados en ponernos en contacto con el candidato que reúne las características del perfil.. La persona cree que viéndole con antelación a que salga en puesto “lo tenemos en mente” y os aseguro que la memoria cada vez es menos decisiva que la informática, que hace que ubique a la persona adecuada para cada necesidad.

Son en estas entrevistas donde observo la situación por la que está pasando cada persona.  Cuando intento ver cuáles son sus mayores cualidades de la persona que tengo enfrente, algunos me salen frases como “he gestionado equipos”, “he liderado proyectos”, “he manejado grandes presupuestos”, “he tratado con empresas y cargos muy importantes” y otra serie de “Méritos” cuya intangibilidad puede en ocasiones chocar con la necesidad mas practica de algunas empresas.

Lamentablemente existen algunos casos donde se han generado una serie de “servidumbres” materiales y económicas. Casas, coches, gastos, “nivel de vida” que al principio se resisten a perder. Hace un tiempo alguien me dijo “Angel, si sigo sin encontrar trabajo voy a tener que vender la casa de la sierra”.  A lo que le dije que si tenía que hacerlo lo hiciera, que estoy convencido de que hay cosas más importantes para él

En muchos casos algunos encuentran un trabajo “inferior” a sus méritos. Cuando les llamo y les pregunto qué tal el nuevo trabajo me hablan de un “salario de mierda”. Algunos se olvidan pronto de lo que dijeron en su época de desempleo:  “estoy dispuesto a trabajar de lo que sea”.

Desde la comprensión por cada caso individual, he aquí algunas recomendaciones para Directivos en Paro:

–          Ajusta los costes de la economía familiar. ¿Qué es necesario y que no? ¿De qué puedo prescindir? ¿De verdad son importantes algunas cosas materiales o mi nivel de vida? ¿Poseo cosas o las cosas me poseen?

–          Se humilde. Las circunstancias han cambiado. Ahora no tienes trabajo y debes afrontarlo desde tu aportación de valor, no desde lo que has sido, sino desde lo que puedes dar a partir de ahora. No eres más que nadie ni menos, eres distinto.

–          No intentas igualar lo que tenías. ¿Te habías acostumbrado a coche de empresa, tarjeta de crédito, gastos pagados, secretaria, teléfono móvil y más cosas?. Pues quizás tienes que replantearte que es probable que ahora no lo vuelvas a tener. Luchar por “el reconocimiento” no deja de ser otra servidumbre más. Puede que sí o puede que no venga, pero afronta que es lo importante. Recomiendo la película The company man sobre la que escribí un Post hace tiempo cuando la vi The company men

 

–          Las reglas del juego han cambiado: Adáptate. Es importante la adaptación a los nuevos tiempos. ¿Qué se valora ahora por parte de las organizaciones ¿Qué puedo aportar en estas nuevas circunstancias? ¿Debería formarme en algo? ¿Deberia aprender de otros?. Es un momento para Reinventarse

A principios de los años un Profesor mio de la Facultad de Ciencias Politicas se apasionaba mucho hablando del “Nuevo Orden Mundial”, donde vaticinaba (como asi fue) que Estados Unidos iba a tomar el mando de la estructura mundial a nivel político y económico. Recordando a ese Profesor podemos hablar de un Nuevo Orden Empresarial donde las reglas del juego son distintas.

¿Serás capaz de adaptarte o por el contrario te aferraras a lo que has hecho hasta ahora?. Decía Einstein que “para conseguir resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes

 

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *