Felicidad versus Placer

Felicidad2Ha sido en una reciente conversación cuando me he reafirmado en el concepto de Felicidad que ya venía investigando hace tiempo.

Como absoluto convencido de la Felicidad en el entorno laboral, y que esta es la base para la obtención de mejores resultados en las organizaciones, me he dedicado durante los últimos meses a leer, y aún sigo con ello, los libros que he averiguado merecían la pena sobre Felicidad y trabajo.

Sin que esto sea una guía de la felicidad, quiero manifestar mi convicción de que en muchas ocasiones confundimos Felicidad con Placer.

Según el seguimiento de muchos casos de personas que han sido agraciados con un premio en alguno de los juegos de Azar, como la Lotería o las Quinielas, la mayoría de ellas sienten una “Felicidad” mayor durante un periodo de tiempo inicial, pero al poco tiempo, quizás unos meses, vuelven a su grado de Satisfacción y Felicidad que tenían justo antes de que les tocase el premio. Esto nos lleva a la conclusión que la Felicidad se trabaja independientemente de las circunstancias.

En algunas poblaciones de pobreza extrema en la India su grado de Felicidad es muy superior al que tenemos en Occidente. Según Jaume Sanllorente, fundador de la ONG Sonrisas de Bombay, la mayoría de los niños en India, en una situación y con una historia que nos pondría los pelos de punta, la sonrisa les acompaña en la mayor parte del dia. Si se les pregunta su estado de ánimo ellos dicen que se sienten Felices.

Cuando uno empieza a evaluar cuál es su nivel de Felicidad, debe empezar cuestionados a uno mismo sobre que considera que es la Felicidad. Como he anticipado, en muchas ocasiones creemos que actividades de Placer nos producen felicidad. Algunas de las actividades que nos proporcionan en mayor o menor medida Placer pueden ser generadoras de infelicidad en ese momento o más adelante. He aquí algunos ejemplos:

placer

–          Fumar, beber en exceso, tener una comida copiosa, puede ser un placer instantáneo con una duración corta. Si se abusa de estos “pequeños” placeres nuestra salud puede verse deteriorada y eso nos genera un estado de malestar e infelicidad, mucho mas largo en el tiempo.

–          Las personas con pareja, con sus problemas cotidianos, pero con una relación solida y estable que les produce mayores satisfaciones que problemas, si se plantean tener una relación fuera de la pareja por motivo de un placer momentáneo, pueden romper una relación de felicidad en el tiempo.

–          Cuando en una conversación estamos en un Conflicto con otra persona, y defendemos nuestra “Razón”, podemos creer que salimos victoriosos si nos imponemos en esa batalla dialéctica. Las consecuencias de nuestra “victoria” se verán seguramente desequilibradas por el posible resentimiento que esa persona tenga hacia nosotros en el tiempo. ¿Hemos ganado o hemos perdido?

plenitud

Entiendo el sentido de Felicidad como Plenitud. Es decir, sentirse satisfecho con como es uno personalmente, como es su relación con los demás, y como se comporta con sus circunstancias. Se puede ser Pleno viviendo una situación de dificultad que es superada, una adversidad que afrontamos con Valor, una situación delicada economícamente rodeado de personas que nos quieren.

El Placer es fugaz, pero la Felicidad se queda con nosotros durante mucho tiempo.

Ralph Waldo Emerson hablo lo que él consideraba que es el Éxito y concluye con la que considero la mejor frase para definir la Felicidad:

exito2

¿Qué es el Éxito?

Reírse a menudo y amar mucho

Ganarse el respeto de las personas inteligentes y el afecto de los niños

Conseguir la aprobación de los críticos honestos y soportar la traición de los falsos amigos

Apreciar la Belleza

Descubrir lo mejor de los demás

Mejorar el Mundo un poquito con un hijo sano, un alma rescatada, un trozo de jardín, o una condición social redimida

Haber jugado y reído con entusiasmo y cantado con exaltación

Saber que por lo menos una persona ha respirado más fácilmente porque Yo he vivido

El éxito consiste en obtener lo que se desea; La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.

 

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share
3 Comments
  • Jesús Sanz
    abril 26, 2013

    La última frase es contundente. La suscribo en su totalidad y me la archivo.
    Esto que cuentas en este artículo es algo obvio, que muchos de nosotros, si no todos, olvidamos con mucha frecuencia. Nos focalizamos en conseguir un orgasmo en lugar de valorar y centrarnos en el abrazo permanente de almas.
    Déjame lanzarte una pregunta al aire. ¿Se puede ser feliz? ¿O uno está feliz?

    Gracias, Ángel.

  • cachinche
    abril 30, 2013

    Querido Jesus. Jugar con el Ser y Estar es algo tan profundo que merece una Meditacion importante. Por eso los Ingleses utilizan el verbo to be para ambos significados. En multitud de ocasiones preguntamos ¿Eres Feliz? cuando en realidad queremos preguntar ¿estas feliz? y añadir en este momento. Yo se que estoy feliz ahora, aunque desconozco si estare feliz en otro momento. Aun asi esto es motivo de una conversacion mucho mas profunda y larga.

  • zas
    enero 31, 2014

    Últimamente el interés por este tema me ha llevado a buscar información en distintas fuentes. Inicialmente partí de la tesis aquí defendida, esto es; felicidad y placer son cosas distintas. Sin embargo buscar desde esta perspectiva me ha movido por distintas opiniones casi todas de carácter religiosa y motivacional, incluso hasta poético, pero con poco valor racional. Desde la felicidad es un estado del alma (como ateo secular esa justificación me sabe a nada) a la felicidad es la renuncia absoluta a los placeres materiales (claro, y los que se mueren de hambre son mas felices).

    Distinguir ambos conceptos por su duración me llevaría a proponer el siguiente caso hipotético; si pudiéramos conectar a un hombre a una máquina que le garantice una constante dosis de morfina para proporcionarle un estado de placer permanente desde su nacimiento hasta su muerte sin interrupciones ¿sería ese un hombre feliz?. Sin embargo esto último, que sería hedonismo, implicaría desligar a la felicidad del componente moral.

    Una posible solución sería distinguir entre placeres buenos y placeres malos, pero siento que esto no es ni mucho menos una explicación suficiente al problema por el cual comencé mi búsqueda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *