Fool Working – Stupid Working

Hace ya tiempo que algunos profesionales de gestión de personas y optimización del tiempo venimos hablando de Smart working. Este consiste en flexibilizar los horarios laborales para el equilibrio de vida personal y profesional y poder obtener mejores resultados profesionales y alcanzar mayores objetivos, obteniendo mas Compromiso con nuestros colaboradores.

Te recomiendo el articulo que sacamos en www.mutare.es titulado “Organizaciones flexibles que alcanzan mejores resultados”

Organizaciones flexibles que alcanzan mejores resultados

El caso es que para reforzar el concepto de Smart Working hemos pensado contrastarlo con algunas maneras de trabajar existentes en las organizaciones, que podíamos denominar Fool Working o Stupid Working, es decir trabajar de manera ineficaz y poco ajustada a resultados, o la traducción fácil que es “trabajar de forma estúpida”

¿Cuál serían las características del Fool working?

Trabajar hasta el agotamiento, para así cometer más errores profesionales que repercuten en el negocio y en la vida profesional y personal, e inclusive darse de baja por ansiedad y stress debido a ese cansancio acumulado

Decir que una persona no está comprometida porque no se queda muchas horas trabajando. El compromiso no se mide por el tiempo de trabajo. Las medidas mas ajustadas y profesionales serian el cumplimiento de objetivos y la tarea profesional excelente con estándares de calidad probados y testados. El echar mas horas de trabajo no implica compromiso, sino mas bien Miedo, al estar inmersos en una Cultura del Presentismo para gestionar a las personas.

Querer controlar a los empleados por la desconfianza que nos produce no saber lo que están haciendo. Algunos pondrían chips de localización. Ah perdón que eso ya lo tenemos: los smartphones. Establecer sistemas de control a las personas puede hacer que esas se ajusten a un horario, y nada más. Produce no solo desconfianza, sino que en grado superior desmotivación. ¿A quien le gusta estar controlado? ¿Acaso no se fían de mi responsabilidad en el trabajo? El que algunas personas sean de poca confianza no etiqueta a todos los empleados de “poco confiables”. La Libertad responsable, concepto que hemos escogido para que las personas puedan gestionar su trabajo de manera responsable y con libertad en los modos y tiempos de hacerlo. Esta forma de Confianza laboral es cada vez mas extendida para poder gestionar relaciones de futuro profesional empresa-empleado.

Establecer mecanismos de fichaje y control de entrada y salida del trabajo. Aquí nos encontramos que la Administración publica tiene un criterio diferente. El objetivo que se establece para los controles de tiempo de trabajo mediante fichaje se basa en no hacer horas extraordinarias no retribuidas ni cotizadas. Aunque el fondo es aparentemente bueno, el modo de controlar esas horas se contrapone con la flexibilidad laboral que tanto estamos demandando para realizar nuestras tareas. Por eso hacemos algunas reflexiones: ¿Deberíamos llevarnos el fichaje a casa cuando trabajamos desde allí? ¿Es considerado “minuto extra” cuando contestamos un mail o recibimos una llamada fuera de nuestro horario de trabajo? ¿Cuándo en el trabajo realizamos una tarea personal que afecta a nuestra vida personal, debemos descontarla de las horas realizadas en el trabajo? De nuevo algunos tratan de poner “barreras al mar” y gestionar la vida laboral y profesional con un reloj en la mano.

Tener un “horario oficial” de trabajo, cuando no deberían existir barreras entre horarios profesionales y personales. Cuando una persona va a incorporarse a una organización, una de las preguntas que surgen es ¿Cuál es el horario de trabajo? Nos interesa mucho saber como vamos a organizar nuestra vida personal y profesional. El “horario oficial” es aquel que supuestamente debemos cumplir. ¿Qué pasaría si no hubiera horario oficial? Es decir, si pudiéramos organizar nuestra jornada de trabajo en función de nuestra vida personal, hábitos o tiempos en los que mas rendimos. Ya he contado alguna vez la diferencia entre búhos y golondrinas, personas que rinden mejor en horas nocturnas o golondrinas que nos gusta madrugar y somos mas productivos a primeras horas de la mañana ¿Os imagináis organizar nuestra jornada laboral en función de nuestra máxima capacidad de rendimiento?

Pensar que solo tenemos vida después del trabajo. Somos seres humanos todo el día, también durante la jornada laboral. Facilitar la vida personal a cualquier hora sería un gran avance para poder comprometer a las personas. Si establecemos una línea continua entre vida personal y profesional, de manera que se puedan difuminar las barreras, podremos gestionar mejor nuestra vida y eso repercutirá en nuestro rendimiento y objetivos, y por supuesto en mayor productividad para la organización.

Ir al trabajo a hacer más cosas que trabajar. De nuevo el Presentismo se hace notar. Como hacen en otros países: “Ya que vamos al trabajo pues trabajemos”. Tomar café a todas horas, alargar las comidas, alargar la jornada porque “no llegamos a terminar lo que estábamos haciendo”, querer llegar tarde a casa para evitarnos las tareas domesticas……son algunos de los males endémicos instalados en los lugares de trabajo.

Permitir cosas en el trabajo que no permitiríamos en nuestra vida personal: Algunos ejemplos son las faltas de respeto hacia nuestra persona, las pérdidas de tiempo en reuniones ineficaces, formas de trabajo basadas en el autoritarismo…. Si gestionamos el trabajo para poder alcanzar objetivos laborables y nos dejamos de cosas que provocan malestar, seguramente seremos mas productivos

¿Te identificas con algunas formas estúpidas de trabajar tu o en tu empresa?

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *