¿Hemos perdido la capacidad de asómbranos o sorprendernos?

“A mi ya no me sorprende nada”

Últimamente escucho mucho esta frase, relacionándola con todo tipo de acontecimientos políticos, sociales o naturales. Casi siempre es por una connotación negativa por una situacion de algo que ocurre y que forma parte de los Telediarios.

Hace poco tuve una conversación con un buen amigo que estuvo en Nueva York y era la primera vez que iba tanto a la ciudad como a USA. Fue la siguiente:

  • ¿Qué tal en Nueva York? ¿Te gusto?
  • Si, no esta mal (en tono educado), aunque no me sorprendió, era lo que me esperaba.
  • ¡¡¡No te sorprendió!!! (reconozco que a mi si que lo hizo cuando la visite)
  • Sinceramente he perdido la capacidad por sorprenderme cuando viajo. Como lo he visto antes en videos y fotos, al final es lo que esperas.

Es lo que tiene vivir en un mundo hiperconectado y con capacidad de ver algo que ocurre en la otra punta de manera inmediata o en directo por Internet o televisión.

Si a eso añadimos la Realidad Virtual que nos sitúa como si estuviéramos en el sitio, entonces la experiencia de la visita real nos deja más indiferentes.

Si nos estamos acostumbrando a lo que pasa, no nos sorprende lo que vemos, y no tenemos la capacidad de asombro ante lo que ocurre, entonces ¿estamos perdiendo la capacidad también de ser Curiosos?

En un articulo publicado ya hace tiempo hablaba de Las 4 Cs de Disney que había aplicado Walt Disney en su vida. Estas eran Confianza, Constancia, Coraje y CURIOSIDAD.

Las 4 Cs de Disney para afrontar la vida y el trabajo | Angel Largo

Algunos estudios recientes sobre los Comportamientos y actitudes que mas buscan las empresas para incorporar Talento a sus organizaciones, hablan que una de las mas valoradas es la Curiosidad. Es decir, la capacidad por cuestionarse, investigar y averiguar algo mas sobre los temas, sin dar por hecho que las soluciones son las de siempre y las que escogemos habitualmente ante los problemas.

 Me encanta llevar a mis hijos y sobrinos a espectáculos de Magia. En ellos se producen cosas extraordinarias que damos por hecho que son “trucos”. En uno de ellos una mesa volaba por el escenario y le pregunte “pícaramente” a mi sobrino, que estaba a mi lado: ¿Cómo puede hacer eso?, y su respuesta fue contundente y me hizo pensar: “Pues Tío, es magia”. La inocencia del niño me traslado a que porque los adultos siempre quieren buscar el “truco” o “engaño” y no se permiten disfrutar viéndolo con ojos de niño.

Perder la capacidad de asombrarnos es una característica de “Ciudadanos del primer mundo”. Tenemos tanto a nuestro alcance que ya hemos ido minimizando la capacidad de sorpresa.

Suelo conversar con algunas personas que vienen de otros países en vías de desarrollo a “buscarse la vida” en nuestro país. Algunas de esas conversaciones poderosas me trasladan a intentar comprender los pensamientos de una persona que no tiene mucho o casi nada en su país de origen, y que viene por un Sueño. Me ha chocado siempre que algunas personas, cuando tienen dinero, lo primero que hacen es comprarse un Smartphone de ultima generación. La respuesta para ellos es sencilla: Como allí tenemos teléfonos móviles viejos, cuando vemos esto nos parece algo tan bonito e impresionante que no podemos resistir a tenerlo.

Internet, Smartphones, viajes, comida en abundancia, automóviles modernos…todo ello forma parte de “nuestra vida habitual”, y por ello ya no solo hemos podido disminuir o casi inhibir nuestra capacidad de sorpresa, sino que cada vez nos cuesta mas hacerlo.

Hace poco salieron unas imágenes de las primeras escaleras mecánicas en Camerún (o al menos eso decía la noticia) y como las personas tenían algunos percances al utilizarlas. Lo que mas me llamo la atención son las risas y la capacidad de asombro y diversión ante la novedad. Me recuerda a cuando mi abuelo las probo por primera vez y casi se cae, y no salía de su asombro

Me asusta un poco que los niños, por lo menos los de nuestro “primer mundo” tambien estén perdiendo esa capacidad de sorprenderse y asombrarse. Ya algunos buscan el truco al mago, empiezan a conocer las interioridades de los regalos navideños con una edad temprana, y les cuesta ver cosas nuevas porque no se sienten atraídos hacia lo novedoso, a no ser que sea un videojuego o algo con las tecnologías.

Tener la “mirada limpia” para poder sorprendernos es algo que es una maravillosa esencia del Ser Humano. ¿Es posible que podamos recuperar esa Esencia?

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *