Heroes y mitos que caen

By jueves, septiembre 22, 2011 0 No tags Permalink 0

Desde siempre han existido personas a las que admirar por su dedicación, lo que significaron para la Historia de la Humanidad y por ser personas extraordinarias en su actividad. En mi caso me vienen a la cabeza personas de la historia reciente como Ghandi, la Madre Teresa de Calcuta, Nelson Mandela o el Papa Juan Pablo II. Todos ellos transformaron el rumbo de la historia con sus acciones.

Pero la historia también tiene Mitos caídos. En el caso del futbol es Maradona el ejemplo de alguien al que se le ha considerado sobrehumano, pero que los hechos han demostrado que era alguien de carne y hueso, con sus debilidades y defectos que salieron a la luz.

En una sociedad como la actual donde la información es instantánea estamos ansiosos por buscar nuevos Héroes. Es por ello que a un Presidente de Estados Unidos recién llegado al poder, y sin apenas tiempo de haber realizado ningún acto por el que será recordado, se le da el Nobel de la Paz. Hoy en día el señor Obama es criticado por muchos de sus compatriotas y en todo el mundo. No le han dado tiempo a ser un Mito y ya le han derrumbado.

Mis ídolos de niño siempre eran futbolistas. Los admiraba y coleccionaba los cromos donde salían (colecciones que aun guardo), y en mis recuerdos estaban en el estrato social más alto, según mis valores como niño. Hace poco tuve la oportunidad de coincidir con un ex futbolista de aquella época: Quique Ramos (el que veis conmigo en la foto), ex jugador del Atlético de Madrid de los años 80 y cuya trayectoria futbolística fue bastante buena. La anécdota que más recuerdo fue que se llegó a quedar fuera de la convocatoria del Mundial 82 por la decisión del Seleccionador de aquella época de convocar a un tercer portero (algo que ahora es habitual en la convocatoria de los grandes eventos de futbol) y dejar a Quique sin jugar el mundial de su país. Recuerdo aquel momento como una alta traición del por aquel entonces seleccionador Emilio Santamaría. Que posteriormente abandonaría el puesto tras el fracaso de España en el Mundial, lo cual fue motivo de regocijo por mi parte, vengando aquello afrenta de no llevar a Quique al Mundial.

Mitos de mi época eran Pedraza, Rubio, Julio Prieto, Arteche (recientemente fallecido y que metió dos goles al Betis en 5 minutos lo que provoco el delirio del Calderón) Marina, Landaburu e incluso un desgarbado jugador argentino que se llamaba Cabrera. Simbolizaban los valores del Atleti que luego se han desarrollado con el tiempo: lucha hasta el último minuto, pasión por el equipo y comunión con la afición. Pronto sufrí mi primer desengaño: Hugo Sanchez, el cual se marcho al “enemigo” de toda la vida en una extraña operación en lo que consideramos muchos atléticos una “traición”. Esa historia nos marcó a todos los atléticos y es por ello que cada vez que intuimos que alguna de nuestras figuras se va a ir al Real Madrid hacemos notar nuestra opinión en el Estadio, con desaprobación absoluta de dicha actitud.

Hace poco hemos revivido lo que podía ser una repetición de la historia de Hugo Sanchez. Nuestra máxima figura indiscutible, Kun Agüero, parecia que se va a ir al “eterno rival”, abandonando el “amor eterno” que había jurado al club y a sus aficionados (aunque eso nunca fue así) y reviviendo lo que la afición puede considerar como la mayor de las traiciones. Pero el Kun no se ha ido al Real Madrid. Miles de Periódicos, Tertulias de Radio y Televisión y muchos “adivinos” que han visto como el Kun iba a otro equipo. Pero eso sí, gracias a esos periodistas que afirmaban con rotundidad que el Kun iría al Madrid (incluso algunos todavía dicen que ira tarde o temprano) al Kun se le ha etiquetado como “traidor oficial”, siendo insultado gravemente por los aficionados atléticos. Los canticos de “Kun muérete” me hacen sentir vergüenza de la que considero es una gran afición, ya que no solo son una falta de educación y respeto por todo, sino que además los considero altamente injustos.

Solo quiero recordar a mis “hermanos” atléticos que Kun Agüero es uno de los mayores goleadores de la historia del Club. Que ha sido uno de los protagonistas de los títulos europeos ganados recientemente, cumpliendo así su promesa de ganar al menos un título con el Atlético antes de irse. Y además, aunque la prensa diga que quería lo contrario, ha cumplido la palabra de no irse al Real Madrid, tal y como manifestó este tiempo atras. Pero claro los “voceros” nos han dicho que no se ha ido porque le ha salido mal la jugada, y eso indigna a la afición que da más crédito a lo que opinan algunos que a los hechos contrastados.

Me resulta imposible unirme a aquellos que insultan y critican al Kun Agüero, ya que considero que el aficionado atlético debería darle las gracias por los servicios prestados, y por dejar un dinero en la caja para poder hacer frente a fichajes de otros jugadores de contrastada calidad. Recordando además que el Kun finalizaba contrato en el 2012 y que renovó para asegurar que el Atleti recibiría dinero por su traspaso. De nuevo gracias a él podemos disfrutar en la plantilla actual de jugadores que podrán dar satisfacciones futuras a los aficionados

Me cuesta comprender el motivo por el cual a Torres se le venera, encontrándome personalmente entre los que lo hacen,  y a Kun se le considera un “traidor” por abandonar la entidad. Fernando Torres siempre tendrá un lugar en el corazón de los atléticos y solo cabe recordar que cuando España ha ganado sus títulos de Europa y Mundial Torres ha sacado a pasear la bandera del Atleti. Kun también ha sido un símbolo de lucha, esfuerzo y dedicación y al igual que Torres ha abandonado el club después de un tiempo para poder alcanzar otras metas. ¿Por eso debemos insultarle?.

Mi respeto y agradecimiento a Kun, ya que aunque he dejado hace tiempo de tener mitos futbolísticos, ha demostrado su valía como jugador, sin que tengamos que juzgarle por declaraciones o actitudes de una persona de 23 años. Y es que los tiempos han cambiado, y la época en que los futbolistas como Arteche o Quique Ramos se quedaban toda la vida en el club de sus amores ya han pasado, y estos tiempos nos traen a los profesionales que cambian de equipo según sus objetivos, dejando su esfuerzo y compromiso durante su etapa en el club aunque no dejen su amor. Un recado a Quique Ramos ¿te comiste el lomo que te regale?. Intuyo que así fue. Espero que lo disfrutaras.

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *