Historia de un Futbolista profesional

futbolistaLos que me conocen saben de mi pasión por el Deporte, y más concretamente por el Futbol. Es tal dicha afición que ya que  como jugador no destaque (más bien era muy malo) decidí hacer el curso de Entrenador y estuve entrenando un equipo de Regional en Madrid, donde jugábamos como Nunca y perdíamos como Siempre.

Estoy absolutamente convencido de que Deporte y Empresa tienen muchos vínculos en Común. Un ex jugador de Primera División me dijo que a ellos le pasan en 12-15 años, que dura su carrera profesional, lo que a muchos profesionales en 30-40 años.

Esta vez traigo la historia de alguien que jugo en Primera División.

Empezó a destacar desde muy pequeño, y por ello estuvo en todas las categorías inferiores de la Selección Española excepto en la Absoluta, con la que no llego a debutar.

Como pasa en muchos casos, esta persona, que llamaremos Álvaro para mantener su anonimato ya que ese no es su nombre real, dedico más tiempo al futbol que a los estudios, aunque era un buen estudiante y sacaba muy buenas notas en el colegio.

mourinho

Muy pronto le llego la oportunidad de debutar en Primera División, con 19 años. Causando sensación en sus partidos. Defensa central, sacaba bien el balón y expeditivo en el corte. Pronto uno de los ojeadores que seguían a su equipo se fijó en él, y un buen dia, antes de un partido, se puso a hablar con él. Ese entrenador-ojeador no era otro más que Jose Mourinho que por aquel entonces trabajaba para el F.C. Barcelona. Álvaro recuerda sus palabras “Oye, tu chaval, ¿de qué juegas?”, a lo que le contesto “Soy central derecho pero me están poniendo por la izquierda”, a lo que Mou contesto “Tu sigue así que a final de temporada te llevaras una sorpresa”

Unos días después su representante le confirmo que el Barcelona estaba interesado en ficharle. Con 19 años la posibilidad de fichar por uno de los mejores equipos españoles y del mundo pudo generar algo de ansiedad en Álvaro. En abril de ese año, a falta de mes y medio para terminar la temporada, se lesiona de cierta gravedad y el Barca desestima su contratación. El azar se cruzó en su camino para robarle una gran oportunidad, pero no sería la última vez que el Azar se le presentaría. A mí me gusta más hablar de Azar que de Suerte, ya que esta última, como bien desarrollan en su libro La Buena Suerte, Alex Rovira y Fernando Trias de Bes, nos la fabricamos nosotros mismos, mientras el Azar es una circunstancia casual que escapa a nuestro control.

escudo atletico de madrid

Álvaro terminaba contrato en esa temporada,  y otro club de prestigio se pone en contacto con él. Esta vez es el Atlético de Madrid, y es Miguel Angel Gil el que le llama directamente. Se ponen de acuerdo en las condiciones económicas y Álvaro  le dice que tiene que tiene que consultarlo con su representante. Acto seguido su teléfono suena y es su representante que le recrimina que esté negociando con el Atlético de Madrid directamente sin contar con él. Álvaro le explica que ha sido Miguel Angel Gil quien le ha llamado y que iba a comentárselo a él para que cerrarse el acuerdo. En esto su representante le dice que su contrato contempla una clausula mediante la cual, si juega un número de partidos, los cuales había jugado, su contrato se renovaba automáticamente, y que esta cláusula era vinculante, y que si fichaba por otro club, su club actual podría denunciarle ante UEFA y estar dos años enteros sin jugar. A continuación fue Miguel Angel Ruiz, que por aquel entonces era Director Técnico del Atleti, quien llama a Álvaro para decirle que esa cláusula no es clara y que el club arriesgaría en ficharle, pero que depende de él. Su representante le convence para que no lo haga y renueva por su club de origen. En el mismo acto un directivo, nada más firmar el nuevo contrato, le dice que ahora se va a ir cedido a un club de Segunda División B, como “castigo” a sus coqueteos con Barca y Atleti. Álvaro quería agarrarlo al cuello y ahogarlo, y le tuvieron que sujetar entre varios. Se sentía engañado por todos, y esa decepción la acuso en su carrera profesional

Después de finalizado su contrato con su club de origen, Álvaro decidió cambiar su destino y empezó a peregrinar por varios clubs de Segunda División, incluyendo alguna aventura fuera de España, por tierras británicas, que no duraría mucho.

Parecía que su carrera no volvería a despegar. Pero el azar le tenía otra sorpresa. Estaba jugando en un equipo Portugués, debido a que un ex compañero le recluto, y su temporada no pasó desapercibido para un entrenador portugués que estaba destacando y deslumbrando en esa liga con el Oporto. Se trataba de nuevo de Jose Mourinho, cuyo interés por el jugador fue manifiesto, ya que lo había observado en su etapa anterior en el Barcelona. De nuevo el azar hace que Mourinho fiche por el Chelsea, y el nuevo entrenador no demuestre interés por Álvaro para el Oporto

De nuevo otra decepción y otro deambular por equipos de menor categoría. Entre ellos Álvaro destaca el Villareal C.F., cuya organización y profesionalidad le impresiono. Los dirigentes concebían la profesión de futbolista de 8 horas diarias, donde además de entrenar se preparaban los partidos técnica y tácticamente. La vida diaria de trabajo se hacía en la Ciudad Deportiva, donde se tenían todos los medios para poder desarrollar la profesión de futbolista.

esclerosis multiple

Finalmente el azar se ceba con nuestro protagonista. Le diagnostican Esclerosis Múltiple y tiene que enfrentarse con la enfermedad. Pero lo hace desde la Aceptación y la Lucha. Hoy da charlas de cómo afrontar la enfermedad a personas y familiares que lo sufren. Su lucha es diaria, y no ha renunciado a realizar deporte todos los días. Su vinculación con el deporte es tan importante que no quiere renunciar a su Pasión.

Después de su retirada malas inversiones y compañías, la de algunos socios que le engañaron, y con esto pudo acabar con gran parte de lo ganado en su carrera como futbolista, le obligaron a Reinventarse. Hoy quiere ser un ejemplo para su familia, su comunidad y para otras personas, y se está planteando prepararse como Coach profesional y poder llevar su experiencia de vida para ayudar a otras personas.

Decepciones, engaños, éxito, fracaso, conocimiento de otras culturas, otras ciudades, relación con muchas personas… La vida de Álvaro ha sido intensa, y eso le ha marcado-.

La charla de dos horas y media con él se me hizo tan corta que hemos quedado en ampliarla. ¡¡¡Álvaro ánimo¡ tu eres un luchador y estoy convencido que seguirás saliendo adelante. Algún día quizás el Azar te devuelva algo de lo que hasta ahora te ha quitado.

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *