Historia de una adopcion: La adaptacion en España

adaptacion de un niñoDesde que aterrizamos en España el 4 de Julio todo ha sido una serie de acontecimientos sin freno. La entrada a un nuevo hogar, el tercero en un mes, para mi hijo, suponía nuevos retos. ¿Cómo se adaptaría? ¿Echaría de menos algo? ¿Cómo se acostumbraría a escuchar solo el idioma español? ¿Se agobiaría por alguna causa?.

Los dos primeros días fue descubriendo cada rincón de la casa. Se lo enseñábamos poco a poco y pronto comprendió que utilidad cada sitio. Enseguida “tomo posesión” de su habitación y sus juguetes. Aunque aún es pronto, mi hijo piensa que todo aquello que alcanza a su mano es suyo. No comprende bien el sentido de la propiedad y todo lo que desea lo coge. Nos pasó en un centro comercial que iba cogiendo cosas y no las soltaba. En un supermercado nos dimos cuenta que había metido un montón de cosas en el carro de la compra, ya que nos imitaba a nosotros y el hacía lo mismo con lo que le parecía. Además tiene la “manía” de quitar los juguetes a otros niños, casi arrancándolos de su mano. ¿Sera esto último por un recuerdo del orfanato?. Según nos contaron en el mismo orfanato si tenías un juguete, otro niño podía venir y quitártelo de la mano, y ya que las cuidadoras no pueden estar atentas todo el rato a esto, imperaba la “ley del más fuerte”. Todavía creo que ese recuerdo perdura en mi hijo, ya que coge las cosas como si fueran a quitárselas, y las arranca de manos de otro como si fuera algo “natural”. Aun así pienso que tiene algo de utópico el no saber lo que es el sentido de la propiedad, ya que cuando se cansa de un juguete lo suelta, aunque sea suyo, y eso implica no preocuparse por llevárselo a su “territorio”.

familia numerosa

Desoyendo la recomendación de psicólogos y expertos en adopción, las primeras semanas fue un trajín de gente visitando al “nuevo fichaje” de la familia Largo. “Estos son tus tíos”, “estos son tus primos”, “estos son tus abuelos”,…. Ni siquiera un adulto con gran capacidad memorística habría podido retener tantas personas, que dudo que aun sepan quienes son y qué relación tienen con él. Además, no contentos con todo esto, durante dos fines de semana completos lo hemos trasladado a las zonas de residencia de familiares amplios (los pueblos de cada familia vamos), donde ha podido observar como un tropel de gente le llamaba por su nombre, le daba besos, le cogía, le zarandeaba,…. Vamos un caos festivo en toda regla. Fueron tantas las personas que lo han visto en un mes, y las que aún quedan, que creo que mi hijo se adaptado a este ir y venir de gente. Esto que podía suponer un problema para su vinculación, creemos que le está sirviendo para relacionarse, ya que da besos y abrazos como si fuera un profesional de esto, y para aceptar como va a ser su ritmo social a partir de este momento. Aun así identifica a las personas que ve con más frecuencia, a las cuales las ha aceptado como algo suyo.

descubrir el mar

Aprovechamos una semana para ir a la playa, y ese momento fue mágico para todos. Su asombro al descubrir el mar y la playa en su extensión acompañado de juegos con otros niños, hizo que pasara unos días estupendos.

También he de decir que tras tanta actividad diaria, cuando se va a la cama, es capaz de dormir 12 y 13 horas diarias. Algunos profesionales me hablan de sobre estimulación y sobre excitación, a lo que yo les digo que este es el ritmo de vida en verano, y que ya vendrán tiempos de más “monotonía”.

vinculacion

La vinculación conmigo, la madre y su hermana, es total. No solo nos reconoce, sino que además nos identifica en cada rol y función de cada uno. A mí personalmente me ha asignado los de juego (como no podría ser de otra forma por mi carácter) y los de paseo. Las otras funciones de comida, vestimenta, aseo y sueño se las reparten entre mi mujer y mi hija.

Tenía la sensación de que mi vuelta a trabajo iba a suponer un desapego hacia mi persona, pero fue todo lo contrario. Según me escucha llegar del trabajo va como loco en mi busca y a jugar conmigo. Su grito de papiiiiiiiiiiiiiii me resuena de tal manera, que todos los días voy ligero a casa en busca de ese grito. Es como si me inyectaran vitaminas.

perdida apetito

¿Algún problema?. Además del tema de la propiedad solo he de destacar el apetito. Más bien que a la hora de la comida no le gusta comer. Come poco, y en comparación con su gasto energético diario, muy poco. Hemos probado con distintos platos y sabores, aunque aún no tenemos claro que es lo que más le gusta, excepto las guarrerias como chucherías, patatas y helados varios. Hemos probado con obligarle, dejar que no coma hasta la siguiente comida, aderezarlo con sabores distintos…. Y el resultado es similar: come poco. Las explicaciones pueden ser emocionales, muchas vivencias en poco tiempo, culturales, de cambio de sabores, o…. que como otros niños pues no le gusta comer, problema que tienen muchas familias con sus hijos. Me apunto a esta última ya que, aun con el histórico de mi hijo, veo que todo lo que nos pasa es absolutamente normal.

Ya va hablando bastantes cosas en español y lo entiende absolutamente todo, excepto lo que no quiere entender, que para eso es muy listo.

Vivo a través de sus ojos, de su asombro por descubrir, de su adaptación a la novedad y sobre todo disfruto con su cariño. Yo también me he tenido que adaptar a su presencia, ya que no para en todo el día, y quiere jugar todo el rato. O me pongo en forma o termino agotado. Espero que sirva para poder ponerme bien físicamente.

Una experiencia inolvidable con muchos capítulos por escribir. Un buen amigo me dijo que sabía que había estado en un sitio por el charco de babas que había, y os aseguro que es cierto, todo aquel que me pregunta por mi hijo puedo estar un tiempo indefinido hablando de todas sus cosas. Sera orgullo de padre.

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share
3 Comments
  • Jesús Sanz
    agosto 5, 2013

    Entrañable, Ángel.
    Mi más sinceras gracias por compartirlo.
    Un abrazo

  • Mª Jesús
    agosto 9, 2013

    Muchas gracias por compartirlo, Ángel.
    Nos es de mucha ayuda a los que estamos en proceso, para entender y reflexionar, y sobre todo para incrementar más nuestra seguridad en pensar que esto sólo puede salir bien.
    Buena suerte y disfrutad mucho!
    Mª Jesús.

  • meri
    agosto 18, 2013

    Buscando blogs sobre cambio profesional he dado con el tuyo. Y como madre adoptiva desde hace más de 9 años os deseo toda la suerte del mundo.
    Mi hija está con nosotros desde hace más de 9 años (tiene 10) y nunca me cansaré de decir que es lo mejor que me ha pasado en la vida.
    En nuestro caso la comida no fue nunca un problema, pero si el sueño, a dia de hoy querría dormir con sus padres todos los días, le cuesta dormir y tiene miedos. Pero por lo demás es una niña sana, alegre, inteligente y llena de cosas buenas…
    Suerte y gracias por compartirlo
    Sigo curioseando por aquí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *