Historia de una adopcion: La convivencia

cara de sorpresa¿Que nociones de convivencia en familia tiene una persona que nunca ha convivido en ella?. Eaxactamente: Ninguna. Es lo que le pasa a un niño de 2 años cuando sale de un entorno institucionalizado y normativizado, que no tiene ni idea de como comportarse.

Los primeros dias de la convivencia con un niño que pasa la primera noche fuera de su entorno es un cumulo de emociones y sentimientos tal que supera cualquier expectativa generada. Las ideas preconcebidas pronto se superan, ya que el comportamiento de un niño en una situacion nueva para el es totalmente impredecible.

Las apuestas estaban a que la primera noche fuera de un horario estricto, donde se acostaba a las 20:00 horas y se levantaba a las 6:00 horas, eran a que esa noche iba a ser de «cuchillos largos», ya que abandonar el lecho donde habia dormido durante los ultimos años y su entorno de seguridad auguraban un desequilibrio que podria afectar al sueño. Pues todo lo contrario, la criatura se durmio sobre las 22:00 horas para despertarse cerca de las 10:00 horas. ¡¡¡Casi 12 horas seguidas durmiendo¡¡¡. Enseguida las explicaciones creadas por el suceso: «claro, han sido muchas emociones», «estaba muy cansado de tanto ajetreo», «seguro que habia pasado la noche anterior una mala noche por los nervios», y caulquier otra que justifique 12 horas de sueño reparador.

Felicidad2Los primeros dias de convivencia fueron un cumulo de sensaciones. Que si el crio me da la mano, que si me ha dado un abrazo, que si me da un beso, que que simpatico es, que divvertido, que bien se comporta, como se nota que le tenian bien enseñado,… y un sinfin de frases tipo que relacionan el comportamiento del niño con la mezcla de deseos y explicaciones preconcebidas por su etapa anterior.

En una visita que tuvimos del centro de adopcion nos explicaron este carussel de emociones, que son tan intensas que nos alejan de ver las cosas con una perspectiva que no sea la del prisma que nos hemos creado nosotros, tanto individualmente como grupo familiar, en torno a esta situacion. Esta montaña rusa de sentimientos duran algunos dias, los suficientes como para darse cuenta de que todos los niños tienen comportamientos similares, y que nos toman el pulso, nos retan, se aferran a la propiedad, no se estan quietos, y todo aquello que como padres ya habiamos vivido con mi hija hace 9 años.

Pronto vislumbramos el primer «problema»: La comida. Estabamos mal acostumbrados ya que tener una hija que Siempre ha comido bien, hace que el ser humano se acomode y que olvide que a visto a otros semejantes, familiares y amigos, pasar por esa situacion. No querer comer, no estarse quieto en los momentos de la comida, apartar la cara ante el acto de llevar la comida a la boca, y alguna otra lindeza mas como la de salir corriendo, es a lo que nos enfrentamos, al principio con humor y luego con cierto estado de irritacion. Pero el ser humano es Resiliente, y se suele adaptar a las circunstancias,  y pronto descubrimos como enfrentarnos a esa situacion: La amenaza. Algo tan primario como el Castigo y el Premio forma parte del aprendizaje de la infancia. Antes pasamos por la fase de hacer las gracias al niño, o decirle que estaba muy rica la comida con sonidos como Ummmm, ñam ñam y similares. Pero la firmeza funciono desde el primer momento. A los pocos dias el amago de amenaza era suficiente para disfrutar de una comida, mas o menos placentera.

placerLos habitos de limpieza fueron otra pequeña lucha. Una fobia a ducharse desde el primer dia nos inclinaron por la bañera, donde parece que es su «descanso del guerrero», ya que es uno de los momentos que mas disfruta.

El habito de limpiar los dientes antes de acostarse fue adquirido rapidamente como un juego, donde la responsabilidad de repartir los cepillos hacen que el nuevo miembro adquiera un rol importante en la organizacion del grupo familiar.

El control de los juegos fue otra novedad. A la tranquilidad de mi hija, se puso en contraste la inquietud y la falta de «miedo» de mi hijo. Trepa como si supiera que no le va a pasar nada (y en realidad nunca le pasa, ya que siempre estamos alguien a su lado). Corre y se cae, para levantarse de nuevo sin hacer un gesto de desagrado o de lamento. De nuevo otra presuncion: «Claro, el crio no llora porque nadie le hacia caso». Lo de llorar al caerse surgio a los pocos dias, asi que sacad conclusiones.

FamiliaEl formar parte de un grupo nos da seguridad, y nos hace sentirnos bien. El conocer las reglas nos fortalace como personas, y estas, cuando se aprenden, tambien nos hace sentirnos seguros.

En la segunda visita del Centro de Adopcion nos lanzaron uno de los piropos mas bonitos que he podido escuchar de profesionales que han visto tantas adaptaciones de familias: Parece que vuestra familia llevara años conviviendo juntos. El decir esto cuando apenas llevabamos 10 dias es algo que a uno le llena de orgullo y satisfacion

Ahora quedaba la parte decisiva de todo este proceso: El juicio. Aquel acto en el que se decide si tu hijo, al que ya no estas dispuesto a renunciar, pasa a ser legalmente tuyo. Como bien le dije en un mail a mi querido Luis, coordinador de Polonia: «Vamos con la mente tranquila y el espiritu en paz, que mas se puede pedir»

Sigueme en Twiter @AngelLargo1970

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *