La nueva «Sociedad de la Desconfianza»

No paro de reflexionar y pensar sobre cómo será nuestra vida cuando esta Crisis pase o se solucione.

En un artículo anterior ya dejé alguno de mis pensamientos que mas me preocupaban: ¿Volveremos a relacionarnos de la misma manera después de la Crisis del Coronavirus?

Me inquietan asuntos como:

  • ¿Volveremos a tocarnos o mostrar cariño mediante el contacto?
  • ¿Volveremos a abrazarnos?
  • ¿Se perderán los besos?

Nos enfrentamos a una situación inédita: Todos seremos “sospechosos” de poder contagiar

Es muy probable que nos metamos de lleno en una “Sociedad del Miedo”.

Desconfiaremos del otro y nos alejará no solo socialmente, sino espiritualmente del de al lado.

No podremos estar relajados y tranquilos. Se palpará la “tensión social” en los encuentros personales

Si sospecho me alejo, huyo, evito y gestiono la distancia. Y esa “distancia social” puede derivar en una “distancia emocional” y en un “distanciamiento de la humanidad”. Ya no seremos “compañeros de planeta”, sino sospechosos de poder infectarme y “fastidiar” mi vida y de las personas de mi entorno cercano.

Ya no podremos diferenciar si eres Un “zombi infectado” así que mejor te evito y no mantengo contacto.

Nuestras relaciones pueden verse afectadas. Ya no pertenecemos a la Humanidad, nos convertiremos en el “enemigo” que me puede contagiar.

Vamos a ser mucho más individualistas, ya que incluso con los más cercanos podemos correr ese riesgo.

¿Como podremos salvarnos? Incluso con la vacuna, corremos el riesgo de que la desconfianza se instale en nuestra sociedad, ya que siempre nos rondara una pregunta que nos martilleara nuestro cerebro: ¿Qué pasa si viene otro virus?

Solo nuestra Esencia humana y el AMOR podrá salvarnos de esta sociedad del Distanciamiento y la Desconfianza.

Porque llamamos Confianza cuando nos entregamos y nos dejamos llevar por nuestras emociones, en lugar de por nuestra razón. Y eso es lo que nos hace ser Felices.

Si me ves por la calle, y quieres saludarme, no te cortes, no desconfíes, es bastante probable que te devuelvo el saludo de manera afectuosa y cariñosa. Correré ese “riesgo”.

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *