La ventana de la Vida

niño abandonadoDurante mi proceso de Adopción he tenido muchas oportunidades, por lo vivido y experimentado, de reflexionar sobre lo que supone el abandono de un niño, o la retirada de la patria potestad a los padres que no pueden o quieren hacerse cargo de los menores.

En Polonia son actualmente unos 43.000 niños los existentes en situación de abandono, o también se puede decir en disposición de encontrar una familia. Lo que en principio me pareció un dato escalofriante queda algo desvirtuado cuando te encuentras que en España hay unos 34.000 menores institucionalizados, es decir que no viven en familias. La ley de Adopción española tiene algunas restricciones, como que hasta que no pasen un número de años, que son unos nueve años, la adopción no es total, y siempre existe la posibilidad de que un familiar consanguíneo del menor pueda reclamarle, por lo que se perdería al niño. Sobre este asunto profundizare más adelante en otros post ya que considero que la Ley de Adopción en España es altamente mejorable. Aunque no se encuentre en ningún programa electoral y no sea ninguna prioridad política, estoy convencido que muchas personas que desean ser padres, y que no pueden permitirse los gastos de una adopción internacional, están sufriendo las consecuencias de esta legislación. Señores dirigentes: Hagan algo YA.

justicia

Retomando mi proceso de adopción polaco, en uno de los últimos días de estancia en Polonia, cuando ya estábamos con los últimos trámites burocráticos, pasamos por una Ventana donde se podía leer okno życia cuya traducción es Ventana de Vida. El representante de la Agencia de Adopción en Polonia nos animó a acercarnos y abrir la ventana, ya que se podía hacer desde fuera, y allí encontramos una especia de “cesta” acolchada y otra ventana que se abría por dentro. El tamaño de la cesta era propio para un bebe, de más o menos meses. La explicación es que cualquier ciudadano puede depositar allí, anónimamente, a un bebe para que sea recogido por una institución religiosa que regentan unas monjas. Al abrir la ventana surge un aviso y tras la espera para no interrumpir el anonimato, se abre la ventana interior para poder recoger al bebe. De esta manera se intenta evitar el abandono en situaciones dramáticas, como algunos que hemos escuchado hace poco en España.

okno życia

Nos indicaron que en casi todas las ciudades, por lo menos las importantes existían estas Ventanas y que la gente es muy discreta cuando ve a alguien con un bebe a acercarse a ellas.

Mi reflexión fue al instante sobre qué es lo mejor para ese bebe, si este método o el abandono nominal que algunos padres no se atreven a hacer y que por ese motivo aguantan a las criaturas en condiciones poco favorables para su desarrollo físico y emocional.

Una institución que facilita a las personas el poder dar este paso tan difícil da síntomas de una sociedad sensibilizada.

Mi buen amigo Luis también no hablo de los Euroniños, que son los niños que son abandonados por sus padres porque no tienen más remedio que irse a trabajar fuera de Polonia, a otro país de la Unión Europea. Dejan a sus hijos porque no se sienten capaces de irse con ellos, y “sueltan lastre”. La realidad económica europea y mundial está causando víctimas no visibles.

Toda mi solidaridad para aquellas personas que desean ser Padres y no pueden serlo de forma natural, o bien eligen hacerlo en Adopción. Su fuerza derriba muros y crea Ventanas para poder desarrollar una vida en familia con aquellos que no pueden hacerlo. Mi gran profunda admiración para todos.

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *