Las vacaciones partidas

By martes, julio 5, 2011 0 No tags Permalink 0

Según estudios científicos y de profesionales en la salud la mayoría recomiendan que el periodo vacacional deba ser reconstituyente y sirva para desconectar del stress que sufrimos a lo largo de todo el año. Para ello la recomendación principal es que las vacaciones se disfruten de manera seguida y con un periodo mínimo de dos semanas seguidas. Además siguen con consejos donde no se abuse del uso del portátil y conectarse a la oficina así como que se restrinjan las llamadas desde el teléfono móvil y trabajar en general durante las vacaciones.

Desde hace un tiempo vengo observando que la mayoría de las personas cogen las vacaciones “partidas”. Es decir, como la mayoría de los convenios laborales hablan de días laborables de vacaciones, estas se intentan estirar apurando vacaciones entre distintas épocas para asi hacer que sean más “largas”.

Con la mayor gente que me relaciono tiene un problema adicional, y es que deben cuidar de sus hijos durante sus largas (estas sí) vacaciones de verano, por lo que entre abuelos, campamentos y otros trucos circenses se van apañando. Pero el daño mayor que yo veo a la estructura familiar es cuando cada uno de los miembros de la pareja se coge sus vacaciones en fechas distintas para así poder cuidar de los hijos y sin poder coincidir ellos ningún dia de vacaciones. No soy quien, ni este es el foro, para debatir sobre las consecuencias, no muy positivas, que puede suponer esto para la pareja, aunque mi reflexión es para ver si entre todos los que podemos influir en esto se podría solucionar esta problemática.

En mi observación directa con muchas personas a lo largo de los años he podido sacar la conclusión que las personas que cogen sus vacaciones “partidas” suelen acusar mayor cansancio a lo largo del año, su humor es peor, y suelen estar fatigados al poco tiempo de venir de sus vacaciones, que además mucho de ellos concentran en una semana de un viaje intensivo de muchas visitas y actividad, por lo que su stress físico y emocional no para durante esa época.

Hace ya algunos años en España se “paraba” durante el mes de Agosto. La mayoría de los sitios cerraban en la ciudad a la vez que en los sitios de veraneo abrían los negocios. Un gran tanto por ciento de ciudadanos españoles cogían sus vacaciones en Agosto durante todo el mes, y hoy en día se mantiene un porcentaje alto a nivel residual, aunque la costumbre no es coger todo el mes.

Os aseguro que aquellos que cogen “días sueltos” a lo largo de todo el año son los mas perjudicados en su rendimiento profesional y en su vida personal. Suelen ser personas hiperactivas y que intentan optimizar sus días de vacaciones laborales para realizar otras actividades. Muchas de ellas el cuerpo les da un stop en el tiempo y, aunque suelen ser personas con alta actividad, suelen caer en baches de cansancio físico y psicológico que a veces les cuesta superar.

Luego están aquellos que cogen una semana y más tarde otra y luego otra. Sin ser tan adictos a los que cogen días sueltos su patología les suele llevar a semanas sueltas para realizar actividades como viajes o coincidir con fechas señaladas como fiestas de pueblo o fiestas que se celebran por toda España en verano, como festivales o eventos varios. Mi experiencia con ellos es que no solo no llegan a desconectas sino que les cuesta hacerlo enormemente a lo largo del año y suelen caer también en épocas de cansancio que pueden coincidir con épocas de gran cantidad de trabajo, lo que les merma profesionalmente.

Luego están los individuos que hacen dos semanas, luego una semana y luego otra semana, esta última suele coincidir con navidades. Estas personas suelen descansar algo más durante las dos semanas seguidas que están de vacaciones pero por lo que yo observo no suele ser suficiente y enseguida están pensando en la semana que les queda, que suele coincidir con algún viaje. Tampoco tienen una desconexión total con la realidad del dia a dia y les cuesta mucho luego incorporarse, sobre todo tras la primera etapa de descanso, ya que están pensando más en la semana que les queda que en trabajar.

Luego está el grupo de vacaciones tres semanas seguidas, en el cual me encuentro, y que pueden llegar a disfrutar de unas vacaciones donde al principio les cuesta desconectar, sobre todo los primeros días, pero que según van avanzando los días su cuerpo se va relajando poco a poco hasta alcanzar una desconexión total con el mundo profesional. Mi recomendación para estos es que no hagan coincidir los últimos días de vacaciones con una actividad extenuante como un viaje o alguna actividad que requiera mucho desgaste físico o psicológico.

En el “grupo de los elegidos” están los que disfrutan cuatro semanas seguidas. Mi admiración y felicitación para todos ellos porque consiguen a lo largo de ese tiempo su objetivo, desconectar totalmente del día a día profesional y cargar sus pilas. Todas aquellas personas que pueden permitirse esto les aseguro que vuelven más felices, más optimistas y con un descanso total que les ayuda a afrontar el resto del año.

Cada cuerpo es distinto y cada uno necesitamos afrontar nuestras vacaciones a nuestra manera, pero os aseguro que la mayoría de la gente que conozco, que es mucha, que logran descansar en sus vacaciones, son los que cogen como mínimo tres semanas seguidas de vacaciones.

Por ultimo una recomendación que a mí me funciona. Como los últimos días de trabajo antes de las vacaciones suelen ser de mucho trabajo. El día siguiente al último día de trabajo suele dormirme la “siesta” después de comer, que suele coincidir con un sábado, y tengo la complicidad de mi familia de que no me despierten hasta que mi cuerpo decida hacerlo, dándome muchas veces el día siguiente, normalmente domingo. Os aseguro que después de ese descanso mi cuerpo está preparado para afrontar las vacaciones ya que ese “descanso total” me ayuda a poner las pilas a cero y poder descargar todo el cansancio acumulado por el trabajo y las tensiones diarias. Espero que alguno lo pruebe y le sirva.

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *