Las ventajas (para ti y los demás) de ser un buen «Escuchador»

Cuando me preguntan que me defina con algunos adjetivos, uno de los que suelo sacar son los de conversador y escuchador.

Es indudable que me gusta una buena conversación. Lo que yo llamo Conversaciones Poderosas que suelo disfrutar en “tertulias eternas” con temas apasionantes y que generan debate.

Y una de las cualidades humanas que mas valoro es la de Escuchar atentamente a los demás. Se trata de ser un buen “escuchador” para poder dejar expresarse a las personas que te rodean.

Además, escuchar atentamente a la otra persona, sin interrumpirle, sin juzgarle, sin pensar en la respuesta, sin esperar nada a cambio, es una forma de ayudar a los demás.

Sentirse escuchado es la sensación más agradable que una persona puede experimentar

Los beneficios para el escuchador también son múltiples.

Parto de algo que llevo comprobando desde hace tiempo: todo el mundo tiene una buena historia (o varias) que contar. La clave es hacer las preguntas correctas para sacar esa historia increíble que puede iluminarnos, enseñarnos algo o entretenernos y disfrutar.

Aquí te lanzo algunas “Preguntas Poderosas” para sacar esa historia increíble cuando tengas una Conversación Poderosa o quieras iniciarla:

  • Defínete en 3 palabras o que 3 adjetivos definen tu personalidad
  • Que 3 cosas aprecias más de una persona
  • De que cosa que has hecho en tu vida te sientes mas orgulloso
  • De que error te arrepientes más de tu vida
  • Como te gustaría ser recordado
  • Que cosas te producen Miedo
  • Cuando y porque lloraste por última vez
  • Cual es la mayor locura que has hecho
  • Que objeto material te dolería más perder
  • Cual es el el mayor aprendizaje en tu vida

Estarás conmigo que lanzando una o varias de estas preguntas se puede producir un debate muy interesante. ¿Por qué no lo pruebas?

Te propongo que escuches a las personas de tu entorno cercano: amigos, familiares, compañeros de trabajo, o las personas con las que te relacionas de manera cotidiana. Seguramente algunos pueden sorprenderte con su “historia”

En mis cursos tengo un ejercicio que propongo para descubrir a las personas que, aun trabajando juntos muchas horas durante mucho tiempo, desconocen algunas facetas de su vida. Se trata del siguiente:

“Di tres cosas de tu vida, dos que sean mentira y una que sea verdad que nadie conozco en este grupo” Y luego reto al grupo a que descubra que es mentira y que es verdad.

En uno de los grupos todo el mundo se asombro que un Director Financiero era aficionado a bailar Flamenco y lo practicaba los fines de semana. ¡¡¡Tenia la careta profesional de persona seria y descubrieron su otra cara!!! A que es maravilloso. Pruébalo también en algún grupo.

Me asombra el alejamiento que tenemos de las “personas mayores” en esta sociedad. A veces nos suelen resultar aburridas o alejadas de nuestro estilo de “vida moderna”. Estas personas por su trayectoria vital y recorrido en la vida suelen acumular historias interesantes y fascinantes, si nos proponemos a escucharlas.

Somos capaces de ver películas basadas en historias antiguas y no de escuchar historias increíbles de personas mayores que pueden contar experiencias únicas que nos dejarían con la boca abierta

Hace poco redescubrí la maravillosa historia de Amor de mis abuelos maternos, que me conto mi madre, y como la guerra civil española aplazo una boda ¡¡¡Donde estaba en juego mi futura existencia en este mundo!!!

Gracias abuelo por sobrevivir y gracias Abuela por casarte con mi abuelo a pesar de las dificultades.

Llevo rondando una idea desde hace tiempo. Los guionistas de cine o televisión necesitan buenas historias que contar para entretenernos. Es posible que en las Residencias de Tercera Edad puedan encontrar un buen puñado de ellas. Solo hace falta saber escuchar

Te Propongo que seas un buen escuchador. Los beneficios son múltiples para el Escuchado y para el Escuchador.

Yo lo disfruto constantemente.

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *