Liderar en Remoto exige Confianza

El Liderazgo es una forma de entender como las personas inspiran a los demás con el ejemplo y su forma de actuar.

Liderar en tiempos de COVID tiene unas consecuencias que impactan mucho mas en la forma de influir a tus colaboradores.

La presencia física y el estar cerca de las personas ha pasado a una nueva realidad. Ya no hay un contacto físico estrecho, y este ha sido sustituido por la tecnología, a través de una pantalla o un teléfono, donde el lenguaje no verbal se ha visto disminuido por los inconvenientes de no observar de cerca a las personas.

Es ahora cuando los lideres deben gestionar con otras herramientas y habilidades. Es posible que deban hacerlo contemplando otro tipo de emociones que van a tener las personas debido a la situacion de “alejamiento corporal” que esta aconteciendo en las Nuevos modelos de trabajo.

Sin duda el Líder tiene como principal misión la gestión de las emociones de sus equipos y de las personas. La complejidad de hacerlo “en la distancia” tiene que reforzarse con un esfuerzo a la hora de estar mas cerca, incluso en el distanciamiento.

Por eso las habilidades de Liderar en Remoto deben tener las siguientes fortalezas:

  • Confianza: No hay otra salida. O confiamos en nuestros colaboradores o estamos perdidos, o al menos desubicados. La confianza ahora mas que nunca es absolutamente necesaria. Y es la propia palabra la que nos da la clave: Con-Fianza. Se establece una Fianza, un Deposito en el colaborador para que ejerza sus tareas de manera Responsable. La gestión de la Confianza exige Libertad y Transparencia, y sobre todo mucha Honestidad por ambas partes.
  • Seguimiento versus Control: ¿Qué es lo contrario a la Confianza? La palabra que nos sale es Desconfianza, aunque en el mundo laboral es el Control. Ejercer un férreo control a nuestros colaboradores, genera esa famosa desconfianza ya que no se le da el beneficio de la duda de que pueda ejercer de forma responsable sus tareas. El Seguimiento desde el apoyo y la puesta a disposición del Líder es una forma diferente de afrontar un liderazgo basado en esa Confianza. ¿Confianza Ciega? NO. Confianza con Seguimiento.
  • Libertad Responsable. Se trata de un concepto que he mencionado en diferentes ocasiones. Es la oportunidad de dejar gestionar y organizar las tareas por parte del empleado, para que pueda demostrar su profesionalidad sin que estemos agobiándole. ¿Qué pasa con los caraduras? En entornos de apoyo mutuo en los equipos, es el mismo grupo el que “desenmascara” este tipo de comportamientos. Por lo que debemos confiar en la madurez profesional del equipo para que los comportamientos “poco profesionales” sean sacados a la luz sin que haya falta hacer una persecución o investigación por parte del líder.
  • El líder debe asumir Riesgos. Liderar es arriesgarse. Confiar es asumir que podemos equivocarnos. Gestionar emociones forma parte de la posibilidad de decepcionarnos. El lider que no quiere asumir riesgos puede encontrarse con equipos inmovilizados y bloqueados, lo que supone no poder avanzar ni crecer en la dirección correcta.
  • Gestion del Entusiasmo. El nuevo líder debe establecer una dinámica de Contagio del Entusiasmo. Al igual que la Pandemia, el líder debe insuflar ilusión, ganas, y generar una Cultura del Entusiasmo entre las personas de su equipo. Probablemente esta es la fortaleza mas importante del Nuevo Líder.

Liderar en Remoto supone tener un nuevo Modelo de Liderazgo que implica todas estas cuestiones. Los líderes que no estén dispuestos a gestionar las emociones de las personas sin tener un Vinculo de Confianza seguramente verán como sus equipos caen en la Desmotivación y la Apatía. Es hora de elegir como queremos gestionar a nuestros equipos. ¿Te planteas seguir utilizando las mismas formulas que cuando los tenias cerca físicamente

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *