Los NINIS en el trabajo

niniMucho se ha hablado de la cultura de los NINIS, ni estudian ni trabajan, asociando este tipo de actitud con la juventud que habiendo terminado sus estudios, dejan de estudiar, y no encuentran trabajo, encontrándose en los hogares paternos sin trabajar y sin estudiar, lo que implica el pasar gran parte de su tiempo diario en casa sin hacer nada, y seguramente lamentándose de un futuro incierto.

no-dejar-trabajar-a-los-demas

Pero hay otro tipo de personas que pueden ser más perjudiciales en otros entornos, son los NINIS laborales. Es decir, los que ni trabajan, ni dejan trabajar a los demás. Estos personajes abundan por las organizaciones e incluso sobreviven ante la posibilidad de su extinción debido a las crisis o cuando la empresa tiene un revés en sus resultados. En estos casos son los primeros que deberían “desaparecer” de la organización, pero algunos sobreviven, gracias a sofisticadas técnicas de supervivencia, que casi siempre por hacerse ver o notar, aunque su presencia sea “toxica” para la compañía.

javier-fernandez-aguado

Hace poco estuve en una conferencia de Javier Fernandez Aguado, cuyo conocimiento histórico supera con mucho la media. Conto una anécdota deliciosa que viene al caso. Le preguntaron hace tiempo a un Papa (no recuerdo quien era): “Santidad, ¿Cuántas personas trabajan en el Vaticano?”, y el Papa contesto: “Mas o menos la mitad”. Javier adorno la anécdota con que esto mismo pasa en muchas organizaciones.

Pues mucha culpa de la falta de productividad en las organizaciones la tienen los NINIS. Pero, ¿Qué suele hacer un NINI? ¿Cuántos tipos existen?. Los podríamos agrupar en los siguientes:

tomar-cafe-en-el-trabajo

  • Los que interrumpen constantemente: Son aquellos que están interrumpiendo a los demás en su trabajo. Suelen acercarse a los demás porque se aburren o se sienten “cansados” por su trabajo o aburridos por lo monótono de sus tareas. Se acercan a los demás invitándoles a “tomarse un descanso” o “un café”, alargando la pausa todo lo posible para no tener que volver a sus obligaciones.

reunionitis

  • Los que quieren reunirse: Son aquellos que demandan reuniones internas de forma constante. Cuando este personaje es un manager o alguien con responsabilidad, suele tener la inoportunidad de interrumpir solicitando una reunión, donde su falta de programación y su inesperada “urgencia” suele terminar en una pérdida de tiempo de varias personas, la mayoría de las veces para no solucionar nada, excepto la supuesta urgencia del inductor de la reunión.

ruido-en-el-trabajo3

  • Los ruidosos: Son aquellos que bien por sus hábitos de voz alta o de hacer todo de forma escandalosa, o porque se están moviendo constantemente, desconcentran al resto de compañeros y producen un malestar acústico en el lugar de trabajo que hace que la productividad baje de forma alarmante. No pueden estar quietos o callados, o a veces no quieren, ya que es una forma de hacerse presentes y sentir que están allí.

chismosos-en-el-trabajo

  • Los chismosos: Son aquellos que se acercan con “noticias frescas” respecto a la organización o lo que ocurre dentro de ella, entre compañeros, con los jefes, o con cualquier persona que se interrelaciona con nuestra empresa. Suelen acercarse de forma sigilosa y acuñan frases como “Tengo que contarte una cosa que no te vas a crear” o “Vas a alucinar cuando te cuente una cosa”. Suelen coincidir con los que interrumpen, pero en este caso el daño es doble, ya que no solo interrumpen, sino que crean un ambiente de incertidumbre con chismes o cotilleos que hacen que la empresa no avance e incluso se genere una situación de tensión. Suelen ser personas que utilizan el “cotilleo” para sentirse importantes, ya que se erigen en portadores de noticias.

jefe-interrumpiendo

  • El jefe que interrumpe bruscamente: Es aquella persona con responsabilidad que suele hacer que “todos paren” para que hagan otra cosa que considera prioritaria, aunque no lo sea. No permite que nuestro criterio pueda decidir si aquello que impone “de forma inmediata” es prioritario o una urgencia necesaria. Simplemente refleja su poder en interrupciones sobre su criterio que hacen que todos pierdan su concentración, abandonen sus tareas y pongan el foco en lo que su voluntad quiere gestionar en ese momento, aunque la organización se vea perjudicada.

adicto-a-la-tecnologia

  • Los adictos a la tecnología: Son aquellos que mandan wasaps a compañeros, utilizan el mesenger para hablar con otras personas, interactúan en redes sociales de manera particular, o especialmente suelen mandar mails con copia a mucha gente para interrumpir o alarmar innecesariamente, creando conflictos por esa vía. . Utilizan los medios de la empresa para generar desasosiego, desconcentración y en múltiples ocasiones conflictos internos que suelen provocar fuegos que luego hay que apagar entre muchos o todos.

discusion2

  • Los que les encanta discutir: son aquellos que quieren mostrar que “tienen razón” mediante el enfrentamiento con otras personas. Su toxicidad viene por el mal ambiente que crean ya que consideran que “poseen la verdad” y tienen que defenderla aunque las formas no sean las adecuadas, se genere un “espectáculo público” bochornoso para la gran mayoría de los que los presencian, e incluso obligan al manager a que se decanta por la opinión suya o la de su compañero. Cualquier discusión no constructiva en el entorno laboral genera una toxicidad innecesaria y que inunda la empresa de un “ambiente insoportable”.

Estos y otros NINIS laborales suelen aparecer por muchas empresas y su forma de reproducirse y ganar adeptos puede acabar con muchas organizaciones y con cualquier cuenta de resultados.

Y tu ¿Conoces NINIS en tu trabajo?

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share
1 Comment
  • pelis24
    abril 3, 2017

    jajaa gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *