Porque necesitamos personas apasionadas en nuestra organización

Siguiendo con el hilo conductor de los artículos “Porque necesitamos personas….” Les toca el turno a las personas apasionadas.

Una persona apasionada es alguien que siente pasión por alguien o algo

¿Y qué es la Pasión? Según la Wikipedia

La pasión (del verbo en latín, patior, que significa sufrir o sentir) es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Así, la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. El término también se aplica a menudo a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, y otros. Se dice que a una persona le apasiona algo cuando establece una fuerte afinidad, a diferencia del amor que está más bien relacionado con el afecto y el apego.

Si lo trasladamos al mundo de la empresa entonces alguien apasionado es alguien que tiene un vivo interés o admiración por una propuesta, causa o actividad. Es decir, que se involucra en propuesta que la causan interés.

Nos referimos de nuevo al Estudio de Investigación sobre Actitud Laboral en el Trabajo de la Universidad Francisco de Vitoria. Según esta investigación se considera una persona apasionada a la siguiente:

  • Vinculado a la Misión, Valores y Objetivos de la compañía. La propia organización da sentido a su vida, y le aporta un para que a mi existencia. Tiene sentido de pertenencia al proyecto y empresa.

  • Que tiene un fuerte Compromiso con la organización

  • Este perfil lo suelen tener personas con Liderazgo. Orienta a los demás porque se lo cree.

  • No le importa echar horas porque está orientado a los objetivos y al proyecto. No le importa la retribución de esas horas o el esfuerzo que implica. Piensa que el proyecto merece la pena

  • Perfecto para proyectos a largo plazo, que requieran persistencia y esfuerzo.

Estas personas suelen ser las que “tiran del carro” sobre todo en momentos difíciles y complicados.

Si las escuchas hablar notas como su emoción dirige sus palabras, a veces atropelladas, por la creencia firme y absoluta en lo que hace.


Son ideales para proyectos que tengan obstáculos y que generen problemas, ya que mirara el Objetivo Final del proyecto como conseguible y su Pasión guiara tanto su trabajo como el de los demás, si es capaz de convencerlos.

Los apasionados buscan el Bien Común y se centran en la consecución de los objetivos para poder alcanzar una meta que suponga un reto y un deseo alcanzable.


Si estas personas están coordinando equipos sin duda serán los que en los momentos mas complicados puedan levantar la moral de estos y hacerles ver que la Meta es alcanzable.

Sin duda son perfiles que debemos tener en la organización, aunque debemos vigilar su nivel de pasión para que no se “descontrolen” y pueden olvidar los pasos previos que hay que dar para conseguir el Objetivo

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *