No mas enfrentamientos. Trabajemos conjuntamente

By jueves, mayo 31, 2012 2 No tags Permalink 0

El hecho de tener una hija de 10 años me pone en la posición, como padre y referente, de contestar a preguntas diariamente. Una de las ultimas preguntas que me ha hecho mi hija me ha sumergido en una reflexión personal que no puedo dejar pasar. En algunas ocasiones mi hija ve la televisión con nosotros, en familia, algunos programas de información y actualidad. Consideramos que debe saber ya algunas cosas que tienen que servir para formar su opinión. Intentamos ser lo más plurales posibles y no mediatizar las opiniones. Ella me comenta que a veces no entiende lo que dicen, pero sí que tiene dudas sobre algunas cosas de las que escucha. En esta ocasión no era una noticia en particular, aunque luego descubrí que fue después de la intervención de dos políticos de distinto signo cuando mi hija me interpelo. “Papa ¿Por qué los políticos siempre están echándose las culpas?”. No me dejo intervenir cuando me atropello con otra pregunta seguida que me dejo sin aliento: “¿Es verdad que puede haber otra guerra en España entre nosotros?”. Creo que la pregunta de mi hija fue el colmo del hartazgo y desconsideración que tengo hacia nuestra clase política.

El sentido común de los políticos es manifiestamente ausente y en cambio surge con toda naturalidad su total irresponsabilidad. Una niña de 10 años observa lo que manifiestan y pronto se da cuenta que ninguno de ellos se hace responsable de los errores y que siempre la culpa es de otro. El colmo del catastrofismo es cuando algún “imbécil” (disculparme pero no tiene otro nombre), suelta por la televisión, radio o cualquier medio que si esto sigue así quizás haya otra Guerra civil. Hay que ser muy torpe y un auténtico burro para hacer ese tipo de declaraciones. Me da igual del bando que vengan, ya que desgraciadamente nuestro país sigue partido en dos “los unos y los otros”. Hace poco estuve viendo el monologo del humorista Goyo Jimenez que cuando hacia una broma política reflexionaba en voz alta como parte del auditorio, por no decir todo, seguro que pensaba que era de los “otros”, y acto seguido hacia otra broma política sobre los “otros”.

Desgraciadamente las manifestaciones que hacen recordar la guerra, la cual no vivimos la gran mayoría de los españoles, y que nos auguran tiempos como aquellos, hacen instalar el sentimiento preferido por la clase política: el Miedo. Exentos de vergüenza y con total descaro atacan y arengan a unos y a otros para buscar el enfrentamiento, la desunión y el retraso social a más de 50 años atrás. ¡¡¡Ya está bien¡¡¡¡.

Tengo una abuela que aún me vive, con 97 años. Disfruto de la suerte de que su salud tanto mental como física es perfecta y puedo mantener muchas conversaciones con ella. En su memoria ha quedado grabado con fuego los momentos de la guerra, donde el odio y el rencor se cebó con las personas que hasta entonces convivían juntos, sacando lo peor de ellas. Por eso maldigo a los cernícalos e irresponsables que asustan a personas como mi abuela diciendo que esos tiempos pueden volver. Su inhumanidad es de tal medida que si supieran lo mal que se lo hacen pasar a personas con recuerdos tan profundos seguramente se retirarían a un lugar lejano a meter la cabeza debajo de la tierra. Mi indignación es tan profunda que no me extraña que la sociedad reniegue de unos políticos inútiles, rastreros y sin vara de medir, que solo desean el poder y con escasa vocación de servicio público. Hacia todos ellos que practican estas artes mi más absoluto de los desprecios y espero que dejen de ser tan canallas y cobardes como para amedrentar con sus voces a las personas más humildes y sencillas. Niños y mayores en la mayoría de los casos.

Te preguntaras que le dije a mi hija. Desde luego no es costumbre en la educación que le estamos dando a mi hija el malmeter contra un persona, por muy equivocada que este. Mi criterio fue el de apelar al sentido de la Ignorancia de esa persona, ya que mi argumento es tan válido para ellos como para cualquiera, sugiriendo a mi hija que esa persona no sabia de lo que hablaba porque no había vivido la Guerra. Por supuesto trate de quitar hierro al asunto dando por hecho la imposibilidad de que hubiera otra Guerra entre los españoles.

De nuevo nos enfrenamos a la realidad más intolerante que vivimos: el enfrentamiento constante que tenemos a diario. Son momentos de trabajar juntos y unidos, sin reproches, bajo una solidaridad que nos haga más fuertes y mejores personas. Cualquier manifestación que destruya debería ser reprobada por todos. Desde la clase política se debería dar ejemplo y es por ello que todas sus manifestaciones al respecto de desunión y confrontación deberían rechazarse de plano.

Los valores que transmitimos a nuestros hijos deberían ser de trabajo en equipo, ayuda a las personas, solidaridad, bien común, respeto a los demás, apoyo ante la desgracia y esfuerzo ante las adversidades. Tenemos una responsabilidad que se debe convertir en obligación. Basta de quejarnos, de culpar al otro, de destruir, de derribar. Construyamos el futuro juntos, unidos, desde el amor y el cariño a las personas. Desterremos el Miedo y el Rencor de nuestro vocabulario. Amor frente a Odio, Respeto en lugar de enfrentamiento, Amistad contra la Enemistad. Hija quiero un mundo mejor para ti, es por ello que evitare en la medida de lo posible que tengas sentimiento de enfrentamiento y odio. Sé que tu corazón es puro y no permitiré que nadie te diga que “el otro” es el culpable. Te quiero hija mía.

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

Share Button
2 Comments
  • Ibon
    mayo 31, 2012

    Angel, comapñero y AMIGO en mayusculas y a posta.

    Siempre te leo y no son pocas las veces que empiezo a escribir algo para contestarte, pero siempre termino a medias en el camino y no lo he hecho hasta ahora.
    Y ¿por qué ahora? : Porque me ha sorprendido. He intuído enfado real y preocupación, mucha preocupación pensando en el legado que estamos dejando a nuestros hijos, y eso es algo, que muchas noches de paseo con mi perro me hace reflexionar y pensar «que pena de pais».
    Pero hay otra razón. Y es nuestro empeño es seguir echando balones fuera buscando culpables fuera, en los políticos, en los banqueros, en los mercados, NUNCA NOSOTROS. Sin embargo, los culpables somos nosotros, no por votar a esta gente, sino porque nonos damos cuenta que nosotros somos como ellos.
    Creo que los políticos y mandatarios son el reflejo de la sociedad en la que vivimos. Nosotros en nuestra vida somos así y nuestra propia ignorancia, hipocresia y verguenza, hace que culpemos a otros.
    Esto es lo que tambien hace que nos creamos en la posesión de la verdad frente al colectivo, que nos creamos los mejores, que despreciemos al oponente sin mas argumento que el desprecio, el reproche, la agresión.
    El gran paradigma que vivimos en la sociedad es la insolidaridad, aunque se nos llene la boca de lo ocntrario.
    Y lo MAS TRISTE : que estamos mostrando esto a nuestros hijos. Me da miedo a decir «educando en esto» pero lo pienso.
    Veo a padres gritandose e insultandose en el parque con niños delante, veo a padres saltarse las normas delante de sus hijos, veo a padres en una reunión en el Colegio como quien esta en un zoco, mercadillo o burdel: sin repetarse la palabra, criticando a terceros niños abiertamente delante de todo el mundo, incluso he visto insultos a los profesores.
    Veo a padres diciendo a sus hijos habla con este o con el otro, no juegues con este o con el otro, diciendo a sus hijos a quien deben invitar a su casa, metiendose en las regañinas entre niños, etc. etc.

    NO MIREMOS A LOS POLITICOS; MIREMOSNOS NOSOTROS, NUESTRA SOCIEDAD.

    Hay una crisis economica SALVAJE pero es peor la crisis de la sociedad poruqe esta no esta preparada para salir.

    Aún así, prometo ser de los que provoquen un trauma en sus hijos educandolos en la justicia, el respeto, la colaboración, la ayuda….
    Creo en todo esto y quiero educar a mi hijo, por quien tanto he luchado, en esos VALORES y dejar este mundo, cuando toque, orgullos de dejar MI POSO.

  • cachinche
    junio 6, 2012

    Querido Ibon, me has dejado sin palabras. Lo mejor es ejercer la autocritica para poder ser Mejores. A ti no te hace falta porque eres Grande como persona. Tu preocupacion en la educacion de nuestros hijos es compartida. Agradezco infinitamente tu comentario que me ha ayudado a reflexionar para mejorar como persona y ser humano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *