Convivir con la Envidia Profesional y las Soluciones que ofrece Recursos Humanos

El pecado que me produce más rechazo y que menos tolero en mi vida es la Envidia. Se trata del acto  más cobarde que se puede realizar ya que suele ser por la espalda y nunca directo al afectado. Y lamentablemente es el más frecuentado por nuestra sociedad occidental y sobre todo en España.

 

¿Qué tipo de envidias nos encontramos en el ámbito profesional?

Envidia salarial: Cuando nos comparamos con otros, suponiendo que la retribución de otra persona es superior a la nuestra de manera injusta. Ante esto cabe hacerse estas preguntas:  ¿Usted hace exactamente lo mismo y aporta lo mismo? ¿Son tareas y responsabilidades idénticas las que se están comparando?

Envidia profesional en los ascensos o asunción de más responsabilidades: Aquella critica que se produce cuando se produce un ascenso y las personas creen que los méritos no han sido suficientes o que han sido “otros méritos” más vinculados con las relaciones personales de la persona ascendida con sus superiores o mentores. Cabe hacerse las siguientes preguntas:  ¿ Se cree usted más capacitado para tomar esas responsabilidades? ¿Conoce exactamente los méritos de la persona que ha sido promocionada?

Envidia de los nuevos compañeros: Creer que son mejor considerados. Que no tienen los méritos suficientes para acceder a el puesto en la empresa. Que se creen mejores por venir de  fuera. De nuevo el cuestionamiento: ¿Recuerda usted el primer día? ¿Cómo se hubiera sentido si sus compañeros le hubieran rechazado? ¿Lo hicieron y eso le marco?

Envidia a los jefes/as:  Se habla sobre su incapacidad y se insinúa en el modo o forma en el que ha conseguido el puesto. Por supuesto que hay que preguntarse: ¿Acaso usted lo haría mejor? Cómo? Venga a ilustrarnos y a proponer un plan alternativo de mejora si asi lo considera su criterio

Envidia de los dueños de la empresa, si trabajan con nosotros. Se insinúa que abusan, trabajan poco, se lo llevan crudo, y son unos vanidosos que se creen que lo saben rodo y no tienen ni p… idea. Por supuesto cabe preguntarse: ¿Acaso conoce usted la historia de esos dueños? ¿Por qué circunstancias pasaron? Que dificultades han tenido? Por qué se comportan de esta manera?

Recursos Humanos tiene una gran tarea ante estas “envidias”. Tiene que realizar tareas que pongan coto a esta envidia profesional. ¿Cómo?:

  • Teniendo procedimientos de ascensos claros y meritocracia en el desempeño profesional para poder acceder a mayores niveles de responsabilidad
  • Estableciendo criterios de subidas salariales y categorías profesionales marcadas. Además que el variable o bonus sea claro para todos y sin ocultismo o bajo criterios subjetivos
  • Estableciendo políticas de incorporación y acogida de profesionales claros y basados en una buena descripción de puestos donde se vean claras las responsabilidades. Establecer procesos de acceso a puestos de manera transparente y objetiva
  • Diseñar un Plan de formación para que se promocione el desarrollo profesional por igual de las personas y se alcance una política de Igualdad de Oportunidades

Está en manos de Recursos Humanos, si no acabar con la envidia, si acotarla y ponerle freno a la crítica destructiva sin datos ni criterio.

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *