¿De verdad queremos a los Mejores en nuestra empresa?

Hace más de 21 años escuche esta frase de una Directora de Recursos Humanos: “En esta empresa buscamos a los mejores”. Empecé a trabajar con ellos ayudándoles a encontrar ese Talento, y con el tiempo me di cuenta de que no buscaban a los mejores, sino a los que mejor se adaptaban a su Cultura Empresarial.

Esta anécdota contrasta con las últimas conversaciones que estoy teniendo con Responsables de Recursos Humanos y Talento que estoy teniendo últimamente, y que me comentan: “Ángel, buscamos personas normales”. Aunque luego tenemos que definir que entienden por Normalidad.

¿Qué es la Normalidad?. Partiendo de la base de que todos somos diferentes, evaluar la normalidad es una tarea complicada. El mensaje es que buscamos alguien que no nos genere muchos problemas. Es decir, personas no complicadas, que sepan relacionarse y que busquen un objetivo común con el resto de las personas que integran la organización. Esa es la definición más habitual de “Normal” que he averiguado trabajando con empresas.

Entonces ¿Nos hemos cansados de los genios?.

Cuando una empresa hace un “Gran Fichaje” para cualquiera de sus áreas o departamentos, lo que se produce alrededor es una generación de expectativas, no solo de resultados, sino tambien de capacidad de “asombrarnos” ante esa persona, y que además justifique su salario.

Es por ello que he venido observando que a los llamados “Genios”, los que antes decíamos que eran los “Mejores”, se les consienten ciertos desmanes y actitudes que probablemente no toleraríamos a otras personas. Actitudes ofensivas, relajación en las formas o cualquier manía o actividad extraña que justifique que es un genio, pero que ni a nuestros propios hijos permitiríamos. Pronto este tipo de comportamientos pueden convertirse en Tóxicos.

Ya que vamos a buscar personas adecuadas para nuestra organización, hagámoslo teniendo en cuenta como es la Cultura en nuestra empresa y que tipo de persona queremos para determinadas áreas y ambientes de trabajo. Se trata de evaluar las relaciones personales y maneras de relacionarse que existe en nuestra compañía antes de decidir qué tipo de personas queremos que se integren con nosotros.

Es por eso que el Analisis del puesto, área, responsable directo y Cultura de Compañía, tiene que ser necesario antes de llevar a cabo una búsqueda de Talento fuera de nuestra empresa.

Otro de los mitos que se han desarrollado en las búsquedas de Talento es la de encontrar a alguien que sepa trabajar en equipo. ¿De verdad es necesario trabajar en equipo en todos los puestos o situaciones?. Yo prefiero que un contable trabaje de manera individual y aislado, para asi no cometer errores.

El Mito de los Mejores ha dejado paso a Los que mejor se adapten a nosotros, que gestionara una relación a largo plazo y mejores relaciones personales en la organización.

Es por ello que desde hace tiempo apuesto por la Selección por Virtudes para identificar a las personas adecuadas para nuestra empresa. Como así escribí en anteriores artículos

 

Atracción del Talento por Virtudes

Atracción del Talento por Virtudes (Continuación)

Y tu ¿Qué buscas? ¿A los mejores? ¿A los normales?

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

 

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *