Responsabilidad Social de Desconexión Digital

By jueves, julio 9, 2020 0 No tags Permalink 0

Desde hace ya algunos años se viene hablando de Responsabilidad Social Corporativa, que es entendida como aquellas actuaciones de las empresas buscando una Sociedad mejor, más justa y que beneficie a las personas, a través de las organizaciones

Esta RSC o RSE (Responsabilidad Social Empresarial) ha derivado en muchas cosas que ahora se han normalizado: Productos saludables, Comercio Justo, Respeto con el Medio Ambiente….

Y la RSE también ha llevado a las empresas a “preocuparse” (aunque yo más bien diría “Ocuparse”) de sus empleados para mejorar la vida de las personas y tener empleados satisfechos y comprometidos.

Multitud de ejemplos de empresas comprometidas podríamos mencionar (o quizás unos cientos de ellas). Y eso es digno de ejemplo y elogio.

La realidad del uso continuado de pantallas

Ahora les propongo que avancen un paso más allá y que se involucren en la Responsabilidad Social de Desconexión Digital.

Desde hace ya algún tiempo mi Smartphone y mi Tablet me envían un mensaje semanal indicándome cual ha sido mi “consumo” de estas herramientas: “Ha aumentado su consumo esta semana en un 41%”. ¡¡¡Ostras ya me ha quitado mi hijo el móvil y se ha puesto a jugar¡¡¡. O quizás no lo haya hecho, o menos de lo que yo creo.

Algunos expertos en salud ya nos están advirtiendo de que el uso continuado de pantallas: (Ordenador, tablets o smartphones) tendrá consecuencias importantes para la vista de las generaciones que hemos denominado “nativos digitales”. Vamos, que se van a quedar cegatos o van a ser “cuatro ojos” seguro (si no entiendes el chiste es que eres un milenial).

The small boy sits with the computer on a white background

A eso añaden, otros expertos, esta vez especializados en trastorno del sueño, los problemas de insomnio y dificultades para dormir en la exposición de pantallas a partir de cierta hora de la noche. Yo observo como mis hijos están expuestos a pantallas todo el día, y también cuando anochece.

Responsabilidad social y Desconexión Digital 

Si estas generaciones, que ya están o se van a incorporar próximamente al mercado laboral, van a tener que lidiar con estas situaciones.

¿Qué pueden hacer las empresas para evitar tener empleados con problemas de vista y medio dormidos durante el día?

Desde hace unos años se lleva hablando de la Desconexión Digital en el entorno laboral. Los franceses, adelantados para algunos asuntos, ya han puesto en práctica medidas que limitan el uso de la tecnología a partir de cierta hora o cuando se ha finalizado la jornada de trabajo.

En España el debate está abierto, y se están proponiendo medidas para que se limite el uso “obligatorio” de la tecnología (contestar mails, conectarse al servidor de la empresa o contestar mensajes de WhatsApp como ejemplos mas importantes) a partir de cierta hora.

Propuestas de Responsabilidad con la Desconexión

Esto, que es ya una realidad en la empresa española, se puede incluso mejorar para poder obtener resultados que acompañen estas medidas, que beneficien a las compañías.

Estas son algunas de las propuestas:

  • Digital en la Política de Prevención de Riesgos Laborales de la compañía: Ya algunas políticas para prevenir riesgos o accidentes incluyen la exposición a pantallas. Se puede dar un salto cualitativo indicando recomendaciones de “paradas obligatorias” de exposición a pantallas o smartphones de manera que durante un tiempo se elimine la exposición a pantallas y se sustituya por otro tipo de tareas laborales. Si se pasa de la recomendación a la obligación seguro que generaremos procedimientos de Prevención nuevos que sirvan para evitar posibles “bajas profesionales”.
  • Desconexión Digital como política de conciliación: Los Planes de Conciliación donde se busca la integración de la vida personal y profesional, pueden verse enriquecidos por medidas de desconexión digital. La sensibilización de los Managers para que respeten los tiempos de desconexión de sus colaboradores es clave, pudiéndose incluso vincular a sus objetivos del puesto. La apuesta firme por el “descanso digital” que deben tener las personas, sin duda ofrecerá empleados mas satisfechos y menos estresados en sus obligaciones laborales.
  • Habilitar tiempos de descanso en la jornada laboral: El controvertido uso del Registro de la jornada de trabajo ha derivado en un “Control del tiempo” que produce situaciones dantescas. El empleado debe “fichar” y el empresario puede “descontar” tiempos de “no trabajo” como el cigarrito, el café o incluso ir al baño. Esto ha generado una situación de “desconfianza laboral” por ambas partes, cuyos resultados son la vuelta al Presentismo en la jornada de trabajo. En una sociedad donde la Flexibilidad debe imperar frente a la presencia en el puesto de trabajo, hemos retrocedido en este objetivo. Podemos volver a restaurar esa Confianza laboral habilitando espacios de Desconexión productiva donde los empleados puedan separarse de su tarea frente a las pantallas y puedan establecerse “espacios de conversación” con compañeros o jefes para poder realizar un “descanso activo”. En Suecia lo llaman FiKa, que se trata del descanso tomando un café para poder “airearse” y poder charlar sobre asuntos de trabajo o no. Los resultados de estos descansos se han demostrado que mejoran la productividad. Si utilizáramos estos “pequeños descansos” durante la jornada, aunque sea para desconectar de las pantallas, recomendando no utilizar los móviles durante ese descanso, seguramente encontraríamos personas mas aptas para volver a sus tareas habituales tras este receso, y que mejorarían su productividad, al utilizarse ese tiempo para “resetear” y poder incorporar nueva energía a nuestro día.

Gestionar el uso de acceso a las pantallas por parte de las empresas puede generar mejores resultados y menos bajas laborales. Si por el contrario se estimula a la “sobreexposición” a las pantallas, tanto dentro como fuera de la jornada laboral, estoy convencido que tendremos empleados cansados, agotados, menos productivos y con mayor numero de errores en sus tareas. Si es así, los beneficios de la desconexión digital son evidentes.


Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *