Como sacar mejor rendimiento a la Conciliación

Venimos hablando durante ya hace algunos años del termino Conciliación.

Desde la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), de la cual me enorgullece de pertenecer como Coordinador General y miembro de la Junta directiva, defendemos, en palabras de su presidente Jose Luis Casero, que la conciliación es un “Derecho que nos pertenece a todos, y que es irrenunciable”.

En algunas ocasiones se ha confundido la Conciliación con la vida familiar. El mito de que los que deben conciliar son los que tienen obligaciones familiares se ha extendido y registrado de manera errónea en las mentes de algunas personas.

La Conciliación va mucho más allá de la familia. Tiene que ver con el disfrute pleno y satisfactorio de nuestra vida personal, independientemente de nuestras circunstancias personales.

Todos tenemos derecho a una conciliación que nos permita ser felices y poder realizarnos como personas completas y plenas.

Pero ¿Qué gana en todo esto la empresa?.

Sin lugar a dudas, la conciliación consiste en adaptarse a las circunstancias de los empleados para obtener una mayor productividad en la compañía. Es decir, si facilitamos la vida a nuestros trabajadores, ellos podrán desarrollar mejor sus tareas y funciones, y seguramente tendrán un plus de productividad y compromiso.

Las medidas de conciliación y flexibilidad son mucho más motivadoras que la subida de salario. En las últimas encuestas de satisfacción del empleado en diferentes organizaciones y sectores, muchos de ellos ponen por encima trabajar en una empresa que posibilita la conciliación, por encima de la retribución económica.

Vamos a ilustrar esto con algún ejemplo. En una empresa que tenía un área de televenta su mejor vendedora es madre y decide plantearle a la empresa que o bien le posibilita un horario que puede compaginar con el cuidado de su hija, o lamentablemente tendrá que abandonar la compañía. En la empresa se duda, y Recursos Humanos apuesta por facilitar a esta televendedora que pueda trabajar desde casa, como un experimento “a ver cómo funciona”, y no alejado de miedos sobre la decisión. El resultado es que la trabajadora ¡¡¡mejoro un 30% sus ventas¡¡¡. No solo vendió más, sino que se organizaba mejor, y controlaba sus tiempos de trabajo a la vez que podía estar con su hija. El “experimento” evoluciono a otros trabajadores, y la rotación de un puesto como este, descendió considerablemente.

Hace poco pude conversar con una directiva que se había lesionado y tenía que permanecer en su casa. Trabajando desde casa pudo desatascar gran cantidad de trabajo acumulado, y su productividad aumento enormemente. Ya lo mencione en otros posts anteriores esta situación

 

Las dichosas interrupciones en el trabajo

 

Las Salas del Silencio (o como poder concentrarse en el trabajo)

En una encuesta que se realizó entre varias empresas, muchas personas con hijos en edad escolar manifestaron que una de las cosas que les producía más satisfacción era poder dejar o recoger a sus hijos del colegio, ya que les permitía compartir con ellos esos momentos.  Estas personas estaban dispuestas a trabajar en empresas que les permitiera poder hacer esto, antes que en otras que ganaran más dinero.

Conciliar es ganar más dinero para la empresa y obtener a cambio trabajadores más satisfechos y más comprometidos.

¿Todavía no te has planteado tener medidas de Conciliación en tu empresa?

 

 

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *