La jubilación forzosa

Conversar con personas que se quedan en situación de desempleo con edad cercana a los 60 años de edad, quizás cuando están mejor en formación, experiencia y madurez mental, es desolador. Se nota en sus caras la tristeza, el miedo y la resignación. Frases como: “A mí ya no me va a contratar nadie con esta edad” “Ahora ...