¿Hemos perdido la capacidad de asómbranos o sorprendernos?

“A mi ya no me sorprende nada” Últimamente escucho mucho esta frase, relacionándola con todo tipo de acontecimientos políticos, sociales o naturales. Casi siempre es por una connotación negativa por una situacion de algo que ocurre y que forma parte de los Telediarios. Hace poco tuve una conversación con un buen amigo que estuvo en Nueva York ...