Historia de una Adopcion: Tender puentes con Polonia

El otro día me quede embobado viendo jugar a mis dos hijos: “el polaco” y mi “hija natural”. No podía dejar de observarlos. Se reían, jugaban, lo estaban pasando en grande. La escena era idílica, como jamás la hubiera soñado, y me acorde de todo el tiempo que paso desde que conocí a mi hijo ...