La venta interna en la empresa

Durante toda mi trayectoria en Recursos Humanos he tenido que escuchar algunas frases que se repiten de manera constante:

  • “Yo no se me vender muy bien”
  • “No soy vendedor”
  • “En mi trabajo no me dedico a vender”
  • “Nunca he tenido que vender nada a nadie”

Todas ellas, y algunas más, son incorrectas, ya que no transmiten la realidad que vivimos en el mundo laboral.

Vender no es una elección es una circunstancia que nos encontramos en nuestra vida: Elegir pareja, hacer una entrevista de trabajo, buscar vivienda,….que son sino actos de venta.

El rechazo que existe por parte de algunas personas a la venta, es como rechazar comer o respirar. Es algo que tenemos que hacer casi cotidianamente. Entonces ¿Por qué no disfrutarlo en lugar de sufrirlo?

Vender es conocer lo que vendes y hacerlo apetecible para el otro. No es el arte de engañar,  es el arte de seducir, de convencer que lo que ofreces es realmente bueno y beneficioso para la otra persona o grupo de personas.

En el mundo de la empresa “todos vendemos”, ya que en alguna ocasión debemos hacer una “venta interna” de nuestro trabajo, a nuestro jefe, a otro departamento, a un Comité, a un grupo de trabajo…..La venta está presente en nuestra vida laboral, ya que se trata de defender, o más bien, convencer que lo que hacemos tiene un significado, un aporte de valor, que es diferencial, que gestiona beneficios para la empresa o para las personas, o incluso para ambas a la vez.

Como ya he comentado en otros artículos, me asombro cuando alguna persona me dice que no sabe muy bien lo que hace su empresa, porque “no tengo que vender nada a nadie”. Se trata de saber de dónde sale tu sueldo, que es lo que hace que tu nomina se pague puntualmente todos los meses, que tu trabajo tenga significado porque aporta valor a algo, en definitiva, conocer para que haces lo que haces.

Por eso durante años, cada vez que se producía una incorporación en mi organización, me esmeraba y dedicaba a explicar bien que es lo que hacíamos, de manera que pudiera tener un conocimiento más o menos amplio de lo que se producía en la empresa. Cada cierto tiempo tenía sesiones de control, o cada vez que abríamos una nueva línea de negocio la explicaba a todas las personas de la empresa que podía.

Mac Donalds, conocida por su negocio de restauración a nivel mundial, en España (entiendo que es una política a nivel mundial) manda a todos sus nuevos empleados una semana a un restaurante para que conozca el negocio de primera línea. Independientemente del puesto que ocupe la persona, sea Directivo, Informático, Contable,….todos deben pasar por el Restaurante nada más incorporarse, y también una vez al año todos los empleados, incluido la máxima dirección de la empresa. ¿Haciendo que?. Lo que le mande el Encargado del Restaurante: Cocinar, barrer, recoger, limpiar o atender al publico….. Una semana entera donde las personas pueden adquirir un aprendizaje de que paga su salario.

La venta instruye y forma a la persona en la disciplina de la persuasión y la seducción, y esto nos acompañara durante toda nuestra vida.

Los políticos son los que más deberían saber y aprender sobre ventas, ya que forma parte de su “trabajo”, y afecta a nuestras vidas. No entiendo como no se forman en técnicas de venta y marketing al más alto nivel, ya que es la parte más importante de su profesión. El aprendizaje en las técnicas de seducción y de venta personal debería ser algo imprescindible en cualquier persona que se dedique a la política.

Y un apunte final, aprende a vender y aprenderás a comprar.

¿Todavía sigues pensando que no tienes que vender?

Sígueme en Twiter @AngelLargo1970

 

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *