¿Volveremos a relacionarnos de la misma manera después de la Crisis del Coronavirus?

¿Qué pasara cuanto todo esto pase? ¿Seremos la misma sociedad? ¿Nos comportaremos de la misma manera? ¿Cambiaran las relaciones sociales y personales?

Estas preguntas me están rondando últimamente por la cabeza. Sin obsesionarme, si que me gustaría compartir algunas reflexiones.

  • ¿Cómo nos saludaremos a partir de ahora? ¿Que pasara con los típicos Saludos de mano? Este gesto, que inicialmente era un símbolo de no ir armado con espada, y que se ha utilizado para escenificar el “Me alegro de saludarte/conocerte” o “Encantado” es posible que se suspenda en el tiempo con posibilidad de desaparecer. ¿Y que pasara con el saludo de dos besos? Si darse la mano puede ser “contagioso” el besarnos podemos considerarlo como “arma de destrucción masiva”. ¿Volveremos a besarnos con desconocidos, o inclusive con nuestros seres queridos?  ¿Nos saludaremos con los codos o con los pies o con un simple gesto?
  • ¿Guardaremos la distancia perpetuamente? ¿Qué pasara con laDistancia social” en reuniones y encuentros? ¿Sera de más de un metro? El acercamiento a una persona en los comportamientos de hábitos corporales significaba cercanía, aunque algunas personas se alejaban porque se sentían intimidadas o lo consideraban intrusivo. La mentalidad de “posibilidad de contagio” podrá significar un alejamiento entre nosotros, llegando a incluso al abandono de tocarnos y sentir el contacto con las otras personas. Esto puede hacer que nuestras emociones físicas y psicológicas se vean afectas y posiblemente alteradas para siempre
  • ¿Volveremos a abrazarnos?  ¿Perderemos el poder de abrazarnos? Según los estudios no hay nada más potente y que genere mayor contacto humano con otras personas que el abrazarnos. Los abrazos ejercen una influencia positiva en nuestra vida, nos recarga y nos sentimos más cercanos a los demás. Si esto ocurriera sería una de las grandes pérdidas de esta Pandemia.
  • ¿Mejoraremos en los hábitos de higiene? Si algo puede dejarnos esta crisis es la mejora de nuestros hábitos higiénicos. Y esperemos que vayan más allá de lavarse las manos, que es muy importante, sino de cuidar todo aquella que nos rodea. La limpieza de nuestro cuerpo y de todo aquello con lo que estamos en contacto seguramente subirá en la escala de prioridades. Es seguro que este no será el ultimo virus al que nos enfrentaremos, por eso estos hábitos son claves para nuestra forma de vida.
  • ¿Nos trataremos como sospechosos de estar “infectados” o contagiados? Si hay algo que sobre todo me ha producido gran pesar y pena es como nos hemos tratado durante esta crisis. Ya no solo por el alejamiento en cuanto teníamos contacto visual, sino por las formas de algunas personas de tratar a otras cuando se acercaban. En ocasiones se ha faltado el respeto y nos hemos tratado como apestados. Sin duda esto tendrá consecuencias sociales a corto plazo, ya que “desconfiaremos” de los que nos rodean. Esto puede acelerar la individualidad e incluso el alejamiento social. Y quizás tenga mas consecuencias en la Solidaridad. ¿Qué pasara cuando este termine si vemos a una persona tirada en la calle? ¿O si alguien necesitara un auxilio como el “boca a boca”? Esto da mucho miedito
  • ¿Desaparecerá la psicosis colectiva o el pánico a la pandemia constante? Es bastante probable que en la “Mente colectiva” esta crisis genere pensamientos grupales de “podemos volver a caer”. Esta Psicosis colectiva podrá generar episodios de pánico social, que pueden llevar a conductas sociales como las definidas anteriormente o incluso peores, dejando al Ser Humano al borde del Egoísmo y el Individualismo cercano a la insolidaridad y el alejamiento de los demás
  • ¿Dejaremos de vivir como si fuéramos inmortales? Cuando se produce una situación donde vemos lo débil y frágiles que somos, es cuando damos importancia a lo importante. Esta sensación constante de que “vamos a vivir para siempre” que nos traslada al Futuro y a la Preocupación, nos ha alejado del instante Presente y de vivir la Realidad diaria. Apreciar la vida y que esta puede abandonarnos en cualquier momento puede ser un gran Aprendizaje para afrontar nuestra vida de otra manera. Ser Agradecidos. Decir “Te quiero” mas a menudo. Apreciar a los demás. Y tambien Perdonar a los demás

Un recordatorio a dos articulos mios de hace tiempo

El Perdon

El riesgo de vivir creyéndonos inmortales

  • ¿Apreciaremos de una vez por todas lo que tenemos en lugar de quejarnos? Solo se aprecia lo que se pierde. Cuando hemos perdido nuestra “libertad de movimiento”. Cuando nos hemos tenido que alejar de las personas que queremos durante un tiempo. Cuando hemos visto que nuestros hijos aprecian pasar tiempo con nosotros. Cuando hemos apreciado la vida y lo que la disfrutamos, aunque a veces suframos. Es en esos instantes cuando el “Aprendizaje anclado” debería instalarse en nuestro subconsciente y en nuestra forma de vida.

Estoy totalmente convencido que habrá un antes y un después de esta Crisis. Que ya nada será lo mismo y que algunos cambios serán positivos y otros incidirán negativamente en nuestra forma de relacionarnos.

¿Tu que opinas? Me gustaría saber tu opinión. Puedes hacerlo en contacto@angellargo.com o bien escribiendo comentarios en este articulo

Share

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *