La gestión de las emociones de las personas en las organizaciones como clave ante la Nueva Realidad

Llego el momento. Ahora debemos “regresar” a la situación que teníamos antes. Tenemos que volver a nuestros puestos de trabajo, y ser profesionales.

Cuando llega ese momento pueden surgir diferentes emociones

  • Miedo / Incertidumbre: ¿Qué va a pasar? ¿Puede volver a ocurrir lo mismo? ¿Me puede tocar a mi ahora? ¿Cuál será el futuro? ¿Qué hará mi empresa? ¿Cómo debo comportarme? Han despedido a algunos compañeros ¿me tocara a mi?
  • Ansiedad: ¿Debería trabajar cerca de las personas? ¿Pueden haber estado mis compañeros o con las personas con quien me relaciono en el trabajo contagiados o en contacto con personas contagiadas? ¿Cómo me traslado a mi centro de trabajo sin correr riesgos? ¿Y si mi noto enfermo debo decirlo o mejor callarme?
  • Dudas: ¿Qué pasara con mi empresa? ¿Y con mi puesto de trabajo? ¿Corre peligro mi trabajo y mi vida profesional? ¿habrá despidos o recortes? ¿Qué harán mis responsables a partir de este momento? ¿Se subirá la exigencia?
  • Malestar emocional / Desazón: ¿No se si me encuentro bien? A veces me cuesta concentrarme ¿estoy bien psicológicamente? ¿Sera igual la vuelta al trabajo o me costara adaptarme? No se si soy el mismo de antes ¿podre ser la misma persona?

Podríamos añadir algunas emociones adicionales, aunque estas pueden servir como reflejo de lo que algunas personas me han contado durante los días previos o siguientes a su incorporación a su puesto de trabajo

¿Qué puede hacer la empresa para gestionar estas emociones?

Lo primero de todo es que debe identificarlas. No es lógico dar un mensaje de “aquí no ha pasado nada” y volvemos a “lo mismo de antes”. La organización, y los responsables de la gestión de las personas, empezando por Recursos Humanos y por supuestos los Lideres de equipo, deben ser consciente de que estas y otras emociones pueden aparecer y que tenemos que saber que pueden manifestarse de forma clara o menos aparente en cualquier persona.

Lo siguiente seria gestionar esas emociones. ¿Y como se puede conseguir esto? Vamos con unos consejos:

  • Escuchar con atención: Se trata de saber como esta la persona, y para eso hay que escucharla. Dejarla que exprese sus sentimientos, sus emociones, sus pensamientos. El paso previo seria muy claro y obligatorio: Hay que interesarse y preguntar a la persona como se siente. Y debe ser un interés claro y honesto. Tenemos que saltar del ¿Cómo estás? al ¿Cómo te sientes? Para llegar a lo mas profundo de las emociones el interés debe ser sincero
  • Dar apoyo:  Va mucho mas del “buenismo formal” que expresamos con frases como “te entiendo”, “te comprendo”, o “imagino como te sientes”. NO, no te lo imaginas. Solo sabe como se siente la persona que tiene esas emociones. Apoyar va mas allá. Bríndale la oportunidad de tomarse un tiempo si lo necesita, gestiona su horario y sus ansiedades de manera que pueda sentirse cómodo con la situación nueva. Desde Recursos Humanos deberíamos proporcionar un apoyo psicológico a través de profesionales, o bien internos en la organización o bien externos. La salud mental es prioritaria para que las personas puedan desarrollar el mejor desempeño. Si les ponemos herramientas como un ordenador, un teléfono o un sitio donde trabajar ¿Cómo no les vamos a ofrecer un apoyo para su salud mental? El reconocimiento medico que se hace en las organizaciones sirve para hacer un chequeo de la situación de salud física de los empleados ¿Alguna vez nos planteamos un chequeo de salud mental? Las personas son “emociones” y además estas cambian, por eso debemos ponernos a disposición de las personas para poder darles las mejores “herramientas” para gestionar sus emociones
  • Es el momento de tener una empresa flexible: ¿Ha funcionado el teletrabajo? ¿Las personas han resultados productivas durante el confinamiento? ¿Se ha mejorado la confianza en que los colaboradores pueden sacar sus tareas, aunque no estén físicamente en su puesto de trabajo? Pues es el momento de Cambiar y adaptarse a la nueva situación. Si aun no están diseñadas, se deberían trabajar en Políticas de Flexibilidad laboral, que incluyan el Teletrabajo, la flexibilidad horaria, y la adaptación de herramientas tecnológicas. No nos puede volver a “pillar el toro” y debemos aprender de las mejores practicas para nuestra organización.
  • Llego la hora de tener Paciencia y ser Comprensivo. Cada persona va a tener un periodo de adaptación, que será diferente en cada caso. Hasta el momento han sido buenos profesionales, por lo que debemos confiar en que lo volverán a ser, e incluso tendrán nuevas habilidades y aprendizajes. Se trata de mostrarse paciente con estos periodos de readaptación. Conversar, escuchar y poder dar y recibir feedback se convierten en elementos claves para poder reconducir la situación
  • Fomentar la Actitud Positiva. Hace un tiempo en la pagina web www.hudipro.com escribí un articulo sobre la importancia de la actitud positiva. Lo titule Ahora mas que nunca la Actitud Positiva es la clave., y fue escrito en plena crisis sanitaria. Pues ahora llego el momento. Si podemos “contagiar” la Actitud positiva entre las personas que nos rodean, seguramente tendremos personas que quieran comprometerse con nuestra empresa. Os dejo el articulo

Estamos en momentos difíciles y complicados, y seguramente vendrán otras adversidades o dificultades mas adelante. Es el momento de estar Juntos de superar esto Unidos y poder inventar un nuevo escenario que nos ayude a superar los problemas entre todos.

¿Qué va a hacer tu empresa al respecto?

Share Button
1 Comment
  • Oscar Eduardo Rodriguez
    septiembre 12, 2020

    super impresionante los que nos das aquí para poder ayudarnos y ayudar a otros cuando estén en estas emociones no lo había visto de esta manera..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *