La redistribucion del Trabajo: Solidaridad vs Individualismo

Los datos son inapelables: más de cinco millones de parados en España, país con mayor número de parados, 1 de cada 3 parados de la Unión Europea es español. Zona europea con mayor paro juvenil, y una problemática muy seria con los trabajadores desempleados mayores de 45 años (ver anteriores entradas a mi blog http://www.angellargo.com/2011/07/11/jubilados-a-los-45-anos/ y http://www.angellargo.com/2011/11/25/cuanto-talento-desaprovechado/ ). Y los pronósticos aumentan o un aumento durante el 2012 del desempleo. ¿Qué podemos hacer?
Nadie puede quedar insensible a la lacra más asquerosa que nos puede afectar como ciudadanos, y es que veamos a personas como están sin un trabajo que les dé un sustento diario y puedan recuperar su dignidad. Hace poco uno de estos desempleados me dijo que se sentía mal interiormente porque veía que no era útil y había perdido la confianza en sí mismo, hablándome de situación humillante. No podemos quedarnos inmóviles ante esta situación y desde la responsabilidad personal y la social debemos poner medios para que esto cambie.
El modelo que voy a proponer no tiene que ver con cambios legislativos, ni con la reforma laboral, ni siquiera con nuestros políticos o instituciones sociales como sindicatos y organizaciones empresariales. Me desespera ver como se reúnen para no llegar a ningún acuerdo desde posiciones inmovilistas y basadas en intereses personales y de cara a la opinión pública. Considero que debemos ser los ciudadanos de a pie, los del día a día, los que pongamos en funcionamiento un cambio de mentalidad y cultural basada en la Solidaridad.
Para muchas cosas hemos copiado modelos de cultura americana (concretamente estadounidense) que hemos llevado a cabo en nuestra sociedad, haciendo suyos unos valores que por tradición, historia y forma de ser muchas veces no tienen que ver con nosotros, los españoles. Uno de los valores que más arraigo está teniendo en nuestra sociedad es el Individualismo, es decir la manera egoísta de concebir el mundo donde yo busco mi bien personal sin pensar en los demás, o incluso muchas veces pasando por encima de ellos. Desde que tengo uso de razón España ha sido un país solidario, donde nos hemos ayudado y hemos celebrado juntos los éxitos (eso es muy español, lo de celebrar digo). Por eso me afecta profundamente de manera dolorosa cuando veo muchas actitudes de personas que piensan que los demás se apañen como puedan mientras me vayan a mi bien las cosas. ¿Es esto lo que queremos enseñar a nuestros hijos?. Si esto sigue así y pensamos que mientras a mí no me afecte los demás que arreen estaremos cerca de una sociedad americana que tiene el mayor número de personas a nivel mundial que viven en la calle, durmiendo con los típicos cartones y con su botella de alcohol, eso sí envuelta en un papel. Hace poco un gran amigo me conto como le impresiono la gran cantidad de Homeless (personas sin hogar) que se encontró en diferentes Estados de USA. Por no hablar del “Sueño Americano” que afirma puedes conseguir lo que te propongas, que tanto daño ha hecho en esa sociedad.
¿Dónde queremos estar? ¿Cómo queremos comportarnos?. Quiero creer que lemas como “Juntos Podemos”, “Esto lo cambiamos entre todos”, “Cadena de Favores” no son simples reclamos publicitarios, sino que de verdad es un sentir general.
Mi propuesta practica en el mundo empresarial es establecer un Modelo de Horario Flexible que permita poder tener trabajadores adaptados a las circunstancias de la empresa y las suyas personales, y pueda permitir la contratación de más trabajadores. ¿En qué consiste esto exactamente?. Hace tiempo algunos Directivos, Empresarios y profesionales venimos hablando de Conciliación de vida personal y profesional. Una de las asociaciones que está promoviendo una mayor racionalización de horarios para la Conciliación de la vida personal es ARHOE (Asociación para la Racionalización de Horarios en España www.horariosenespana.es ) a la cual tengo el orgullo de pertenecer. Entre las muchas medidas que propone, basada en estudios de productividad frente a horarios, está la realización de un Horario Flexible que permita adaptar las horas de dedicación laboral con la vida personal de los trabajadores.
En mi caso voy más allá. En ocasiones me encuentro con muchas personas que están dispuestos a realizar un menor número de horas de trabajo, renunciado a la parte proporcional de salario, para poder tener una vida personal más plena y poder dedicarse a cosas tan importantes como cuidar de sus hijos, hacerse cargo de sus mayores, disfrutar de su familia, o tener cualquier actividad de ocio que deseen, cualquier razón me parece licita de argumentar. En ocasiones me encuentro con empresarios o directivos que me reconocen que muchas veces no es necesaria estar 8 horas en un puesto de trabajo, o que incluso si alguien estuviera menos de 8 horas contratarían a otra persona. Todos estos datos me hicieron reflexionar sobre la posibilidad de adaptar los horarios de trabajadores con las necesidades de empresa y poder redistribuir los horarios para que se puedan producir mayor número de contrataciones. Entiendo que no es posible en todos los casos, pero si analizamos en los que fuera posible se podrían crear más puestos de trabajo.
Tu que estás leyendo ahora mismo este articulo ¿Te importaría reducir tu número de horas, con un recorte proporcional de salario, para poder disfrutar de más horas de vida personal?. ¿Realmente necesitas un salario de 8 horas que quizás no puedas disfrutar?. Me encuentro en muchos casos con madres que cuando regresan de su baja de maternidad piden una reducción de jornada, y por supuesto de retribución, y están encantadas con esa situación, sin tener un gran menoscabo en su economía. ¿Por qué no se puede acoger a esa opción más personas?. Como empresario creo que también debe ser una responsabilidad el poder tomar la iniciativa.
En sectores como en Automoción, en algunas fábricas de automóviles, se plantean una redistribución de horarios para frenar despidos de personas, y en muchas ocasiones la solidaridad de los compañeros hace que otros compañeros no sean despedidos. ¿Por qué esperar a una situación critica de productividad o perdidas empresariales?.
La reflexión que hago seguramente tendrá detractores que piensen que algunos puestos son necesarios que hagan 8 o más horas al día. No seamos demagogos, esto es así en muchos puestos., pero…. ¿podría ser de otra manera en otros puestos?. Si pensamos que se puede seguramente podemos lograr que se alcance.
 Solidaridad versus Individualismo ¿Dónde nos situamos?

Share Button

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *